Real Madrid - FC Barcelona: el Barclaycard Center dictará sentencia... o no

El Barclaycard Center acoge el tercer partido de la serie entre Real Madrid y FC Barcelona Lassa; una victoria dejará a uno de los dos en la cuerda floja.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Llull, Carroll, Taylor, Thompkins y Ayón --posible cinco inicial--; Rudy Fernández, Sergio Rodríguez, Nocioni, Doncic, Maciulis, Reyes y Hernangómez.

 

FC BARCELONA LASSA: Satoransky, Ribas, Abrines, Doellman y Tomic --posible cinco inicial--; Navarro, Lawal, Vezenkov, Samuels, Oleson, Arroyo y Perperoglou.

 

ÁRBITROS: Pérez Pizarro, Conde y Cortés.

 

PABELLÓN: Barclaycard Center.

 

HORA: 20.00 horas/Teledeporte y C+Deportes.

El Real Madrid y el FC Barcelona Lassa disputarán este lunes en el Barclaycard Center (20.00 horas, Teledeporte/C+Deportes) el tercer encuentro de la final de la Liga Endesa, en la que los blancos se han hecho con la ventaja de campo tras una contundente victoria (70-90) en el Palau Blaugrana, que puso el 1-1 en la serie.

 

En el asalto a la cancha barcelonista, los de Pablo Laso volvieron a demostrar un poderío ofensivo que les ha llevado a batir récords. Los madrileños lograron el pasado viernes la mayor victoria en la cancha del Barça en su historia en era ACB.

 

El conjunto merengue, que suma de media más de 90 puntos por partido de liga esta temporada, ha sido capaz de mantener sus registros frente a la mejor defensa. Los de Xavi Pascual, que promediaron 70,1 puntos recibidos durante la fase regular, han recibido 94,5 puntos en los dos primeros encuentros de la serie.

 

A pesar de que el Real Madrid ha superado los 90 puntos en los tres encuentros que ha disputado esta temporada en el Palau, algo que no había sucedido nunca en la historia, la estadística indica que no las tienen todas consigo para llevarse el título de la Liga Endesa.

 

El Barcelona Lassa tiene un registro de 12 victorias y 3 derrotas cuando ha comenzado una eliminatoria con ventaja de campo inicial por 1-1. Precisamente, en el año 2000, los blancos se impusieron a los blaugranas por 2-3 en esta tesitura.

 

Sin embargo, de los siete casos en los que los madridistas se pusieron 1-1 con factor campo inicial en contra, únicamente lograron ganar la serie en dos ocasiones. La final del 2000 fue el primero y la de 2005, con el famoso triple de Herreros en los últimos segundos a Laboral Kutxa Baskonia fue el otro precedente positivo para los de la capital.

 

En 2012, en esta misma situación tras dos encuentros disputados, el Barça fue capaz de llevarse el gato al agua y conquistar la liga. En aquella temporada, los de la Ciudad Condal vencieron el primer partido por un punto, para después sufrir una derrota en el segundo, como en esta ocasión.

 

LA MEJOR DEFENSA ES UN BUEN ATAQUE

 

Además, a falta de defensa, el equipo culé ya ha demostrado durante la final ser capaz de vencer al Madrid con sus propias armas. Los de Xavi Pascual se impusieron en el primer encuentro por 100-99, logrando derrotar a un club blanco que no había perdido en toda la temporada cuando había superado los 90 puntos.

 

Para competir en poderío ofensivo, los catalanes tiene en duda la presencia del 'Clásico de Clásicos', Juan Carlos Navarro. El capitán del Barça, jugador con más enfrentamientos entre Real Madrid y Barcelona Lassa disputados, sufrió un esguince de tobillo en el segundo partido y su participación en el tercero está pendiente de evolución.

 

En los blancos, sí jugarán Sergio Llull y Gustavo Ayón, fundamentales en la victoria del segundo partido. El escolta lideró a los de Laso en una primera mitad en la que anotó quince puntos. El mexicano tomó el relevo en la segunda, llegando a sumar 19 puntos y 9/9 en tiros de dos, además de ganarle la partida a Ante Tomic en la lucha por el rebote, alcanzando una valoración de 28 puntos.

 

Otra amenaza será Rudy Fernández, que se encuentra a tres triples de llegar a los 600 en Liga Endesa. En este selecto club, de 20 jugadores, se encuentra también Juan Carlos Navarro. El jugador madridista ha sumado 14 tiros de tres en sus últimos cuatro encuentros, con un acierto de un 64%.