Reacciona a lo grande

Gran comienzo de partido. Halcón Avenida logró alcanzar los 15 puntos de ventaja al final del primer cuarto de la mano de Erika de Souza. manejó la renta.
T. S. H.

La categoría de un equipo se suele medir con las victorias pero también después de una derrota inesperada y especialmente dolorosa se puede evaluar de qué pasta están hechos y Halcón Avenida reaccionó a lo grande después de tropezón en la Copa. En Euroliga, en una pista turca y frente a un rival de la entidad del Galatasaray ganó y mandó durante los 40 minutos y lo hizo de la mano de algunas de las jugadoras cuyo papel en la Copa fue más criticado.

La salida de Halcón Avenida a la pista fue arrolladora, como si quisiera hacer pagar al equipo turco los platos rotos tras lo sucedido en la Copa de la Reina. Intensidad defensiva, mucha velocidad en el juego y efectividad ante el aro contrario de la mano inicialmente de su pareja interior, Lyttle y, sobre todo, una inspiradísima Erika de Souza, que en siete minutos sumaba ocho puntos y cuatro rebotes en su cuenta. También en defensa literalmente se comía en esos primeros minutos a una Sylvia Fowles que acababa con 0/5 en tiros de dos. El primer tiempo de Galatasaray llegaba cuando la diferencia rondaba los diez puntos pero las locales no lograban frenar la rápida transición que imponía Avenida, que se disparaba hasta los quince puntos de ventaja al final del primer parcial, 8-23.

Con una canasta fácil inició el segundo cuarto el equipo salmantino pero la defensa turca mejoró poco a poco merced a una zona y, sobre todo, en ataque comenzó a funcionar una Fowles que desde el poste bajo hacia mucho daño, sobre todo cuando Erika se marchó al banquillo con dos faltas. De la mano de la center del equipo otomano las distancias comenzaron a acortarse aprovechando el bajón de Avenida. Viéndose por debajo de los diez puntos también apareció Augustus y con sus puntos y los de Hodges se alcanzó el tiempo de descanso con el partido casi tan abierto como al principio, 32-37.

No estaba permitido un segundo de despiste en la vuelta de vestuarios y un parcial 0-6 consiguió enjugar cualquier atisbo de duda. El partido entró en fase de toma y daca hasta que con 38-44 llegó la tercera falta de Erika de Souza y fue entonces cuando emergio la figura de Alba Torrens. La alero se echó a su equipo a la espalda y anotó varias canastas en contraataque para volver a situar a Avenida por encima de los diez puntos de ventaja, 44-55. Con una canasta de Montañana y un triple de Torrens se alcanzaron los 16 puntos de ventaja que al bordel del término del tercer parcial parecían definitivos. Halcón Avenida supo mantener esa renta en los diez minutos finales. Regresó a Erika a la pista y de su mano y de las de unas acetadísimas Montañana y Torrens, se cerró el partido y una victoria vital para las aspiraciones del equipo salmantino.