Ramos: "No se puede jugar con la imagen de España; que la FIFA tome medidas"

El jugador de la selección española Sergio Ramos se mostró molesto y aseguró que no existió ninguna fiesta tras el primer partido de la Copa Confederaciones ante Uruguay y afirmó que "no se puede jugar con la imagen de España" porque "hay familia e hijos" de por medio.

"Esperamos que la FIFA tome medidas. No se puede jugar con la imagen de esta selección. Estas informaciones son de enorme gravedad. Confiamos en que la ley haga justicia", manifestó el tercer capitán de la actual campeona del mundo, que ha rechazado con rotundidad que celebrasen una fiesta.


La Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que salió al paso de las informaciones, aseguró que tratan de "hacer daño gratuitamente" a los pupilos de Vicente del Bosque. "Tampoco se puede jugar con la familia y con los niños. Es una historia de enorme gravedad. Nosotros tenemos un historial muy limpio", añadió Sergio Ramos en rueda de prensa.

"Nosotros estamos muy tranquilos, no se puede inventar una noticia porque puede crear problemas personales. No podemos dejarnos llevar por todo esto. Estamos aquí para hablar de fútbol y todos tenemos la conciencia tranquila", indicó el andaluz, que desmintió la información publicada ayer por un diario brasileño.

El diario Globoesporte, en su edición digital, reveló este lunes que seis personas de la delegación del combinado nacional habrían realizado una fiesta a la que habrían acudido cinco mujeres e incluso se habría celebrado una partida de 'strip-poker'.

"ITALIA TIENE EL PLUS DE LA REVANCHA"

En relación al partido ante Italia, perteneciente a las semifinales de la Copa Confederaciones, Sergio Ramos reconoció la motivación "extra" de los transalpinos. "Prácticamente tienen la misma filosofía y los mismos jugadores, igual que nosotros. Tienen una mezcla de gente veterana y joven y van a intentar ir a por ello", dijo.

"Pero ellos tienen el plus de la revancha y nosotros tenemos el plus de conseguir este título", añadió el de Camas, que admitió el "mérito" de realizar un torneo "con pocas faltas". "Pero no sólo de los defensas, es de todo el grupo. El secreto es estar muy concentrado para robar sin hacer falta", comentó.

Además, Ramos también fue preguntado por la ausencia de Balotelli. "Era muy importante, pero si no está él la selección italiana tiene otros jugadores con tanta o más calidad que él, y habrá que estar muy concentrados", aseveró.

"Es verdad que pasamos mucho calor, pero el calor es para los dos, intentaremos con el ambiente que sea imponer nuestro juego", añadió Ramos, que desecha los elogios personales. "Los reconocimientos personales no sirven, estoy contento de mi papel, pero lo que nos interesa es salir campeones".

Por último, Ramos se refirió a la 'torcida' brasileña. "Nos han acogido desde el principio con mucho cariño, eso sí, es normal que haya ambiente de cánticos contra nosotros porque venimos como favoritos, en España sería igual contra Brasil, a mi me gusta ese ambiente y a mi también me gusta", sentenció.