Rajoy y Mas conversaron telefónicamente tras la carta que le envió el presidente catalán

Homs no aclara si participará en la cadena humana pero sí lo hará su familia


BARCELONA, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat, Artur Mas, conversaron telefónicamente después de la carta que a finales de julio le envió el mandatario catalán, y donde emplazaba al Estado a hacer posible la celebración de una consulta de autodeterminación en Cataluña.

Lo ha asegurado este miércoles en una entrevista en TV3 recogida por Europa Press el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, que ha asegurado que Rajoy comunicó a Mas que le enviará una respuesta tras el verano.

Según Homs, en su respuesta, Rajoy debería tener presente que no se dirige únicamente a Mas, sino a los "anhelos de país" que tiene una mayoría de los ciudadanos de Cataluña: poder celebrar una consulta, algo que con voluntad política podría hacerse, ya que, según el Govern, no hay ninguna ley que pueda impedirlo.

Ha recalcado que durante este año, ha quedado claro que el 'derecho a decidir' no fue un "calentón" de unos cuantos miles de catalanes durante el verano del año pasado, y ha expresado su confianza de que en la respuesta de Rajoy se incluya alguna disponibilidad al diálogo.

El portavoz ha concretado que la conversación entre Rajoy y Mas fue breve, duró pocos minutos y "no aprovecharon" para tratar a fondo el debate soberanista catalán.

Al preguntársele si asistirá a la cadena humana que la Asamblea Nacional Catalana (ANC) organiza para el 11 de septiembre, Homs no lo ha aclarado: ha destacado que en esta Diada el protagonismo lo debe tener la ciudadanía, aunque sí que ha dicho que su familia participará.

"PEQUEÑOS AJUSTES"

Después de que el Gobierno catalán aprobase este martes la prórroga de los presupuestos de este año, ha sostenido que a lo largo de los próximos meses deberán hacerse "pequeños ajustes" pero que no habrá grandes recortes, ni en 2013 ni tampoco en el 2014.

El propósito que tiene el ejecutivo autonómico es que las cuentas para el próximo año tengan una doble perspectiva: gestionar el presente sin incluir grandes recortes, porque el Ejecutivo catalán considera que ya no hay margen para recortar más, y "buscar mecanismos alternativos" para maximizar los ingresos.

"2014 es un año clave en nuestra historia colectiva y hay que empezar el 1 de enero lo mejor equipados posibles", ha considerado el portavoz del Govern.