Rajoy suspende el viaje que tenía previsto hacer hoy a Valencia por motivos de índole personal

Fabra y Rajoy en el Desayuno de Europa Press
Volverá la próxima semana para participar en la Intermunicipal del PP, en plena precampaña electoral, para frenar la caída del PPCV


MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha suspendido el viaje que tenía previsto hacer este jueves a Valencia por motivos de índole personal, según han informado a Europa Press fuentes del Palacio de la Moncloa.

El motivo principal del viaje a la comunidad, que no ha visitado en los últimos nueve meses, era mantener un encuentro con miembros de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), que preside el naviero Vicente Boluda y que reúne a cerca de un centenar de empresarios de compañías líderes de esta comunidad. Estaba previsto que le acompañasen el ministro de Industria, José Manuel Soria, y el presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra.

Rajoy también iba a entregar al fundador de Sha Wellness Clinic, Alfredo Bataller, la Medalla al Mérito Turístico, la máxima condecoración civil que se otorga por la labor en el sector, en un acto en el edificio Veles e Vents.

La última vez que visitó la región fue en junio de 2013, donde participó en la Convención Regional del PPCV en Peñíscola (Castellón) el día 8 y otro en Alicante para inaugurar el AVE con el Príncipe el día 17 de ese mismo mes.

Hace más tiempo aún que el presidente del Gobierno no acude a la provincia de Valencia. En concreto desde el 13 de noviembre de 2012, cuando participó en la apertura del II Congreso Nacional de Directivos de ApD.

IRÁ EL 5 DE ABRIL

El presidente del Gobierno tiene previsto viajar a Valencia el sábado 5 de abril para clausurar la reunión de la Intermunicipal del Partido Popular, en la que participarán alcaldes y concejales del partido de toda España.

Con estos dos actos en esta autonomía, se pretende frenar la caída del PP valenciano que pronostican las encuestas. De hecho, fuentes del partido consultadas por Europa Press no ocultan su preocupación por la situación en la Comunidad Valenciana, un feudo tradicional del partido e importante granero de votos en el que peligra la mayoría absoluta cosechada en las últimas legislaturas.

Aún falta más de un año para las elecciones autonómicas, pero en el PP son conscientes de que las europeas de mayo son el primer 'test' para medir el descontento de los ciudadanos tras los recortes por la crisis económica o los casos de corrupción que han afectado al PP valenciano.

Además, en el PP no ocultan que una importante caída del PP valenciano en las municipales y autonómicas de 2015 podría tener importante repercusiones en la bolsa de votos que esta comunidad aporta a nivel nacional en las elecciones generales.