Rajoy replica a Rubalcaba que "la medicina que mató la economía española" fue la de los socialistas

Alfredo Pérez Rubalcaba se dirige a Mariano Rajoy en el Congreso
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha replicado a las críticas del secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, sobre la política económica del Ejecutivo afirmando que "la medicina que mató a la economía española" fue la que aplicaron los socialistas.



MADRID, 17 (EUROPA PRESS)



Asimismo, ha reiterado que la nuevas reformas que se incluirán en el Plan Nacional de Reformas y el Programa de Estabilidad buscarán "flexibilizar la economía, hacerla más competitiva y darle la vuelta a las previsiones" del Fondo Monetario Internacional (FMI), que apuntan a un escenario peor del inicialmente anunciado.

Durante el careo con el líder de la oposición en la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, Rajoy ha defendido que la Comisión Europea (CE) reconoce que "el ajuste de los desequilibrios económicos se está produciendo" pero que "siguen siendo necesarias reformas estructurales, sin hacer referencia a ninguna medida concreta" a adoptar.

Además, ha replicado a Rubalcaba que "la medicina que mató a la economía española fue la que aplicó" el anterior Ejecutivo socialista por lo que "en este momento hay que hacer otro tipo de política económica" que pase por "flexibilizar la economía, hacerla más competitiva y darle la vuelta a las previsiones" pesimistas.

EL OBJETIVO ES CRECER

Con este objetivo, el nuevo Plan Nacional de Reformas, que se presentará a finales de este mes, incluirá nuevas reformas estructurales para hacer más "favorable" la fiscalidad que soportan los emprendedores, reformar las administraciones públicas, garantizar la sostenibilidad de las pensiones, acometer la reforma energética, impulsar las telecomunicaciones o flexibilizar el sector del transporte, entre otras.

"Estas medidas se deben incluir en el Plan Nacional de Reformas y en el Plan de Estabilidad, que hemos de presentar a las instituciones europeas a finales de abril. En él trabajamos y el 26 de abril lo aprobaremos, junto con el Programa de Estabilidad, como han hecho todos los gobiernos de España en los últimos años", se ha comprometido el presidente.

Además, ha reiterado que el principal objetivo de su equipo "sigue siendo crecer y crear empleo" y ha defendido la línea de trabajo del pasado ejercicio, que se centró en "la consolidación fiscal, la reestructuración del sistema financiero y las reformas estructurales para mejorar la flexibilidad y la competitividad de la economía".

En ese marco, en el primer trimestre de este año se han creado grupos de trabajo en el Consejo de Política Fiscal y Financiera para "fijar los objetivos de déficit de todas las administraciones", se ha avanzado en la reforma bancaria y se han establecido "medidas para potenciar el crédito", además de presentarse nuevas reformas estructurales como "el decreto de apoyo al emprendedor, la normativa de la jubilación anticipada o los primeros pasos para la creación de una Autoridad Fiscal independiente".

EUROPA NOS PONDRÁ DEBERES

Sin embargo, Rubalcaba ha señalado que las últimas informaciones apuntan a que la UE rebajará el objetivo de déficit de España para este ejercicio pero que, a cambio, "pondrá deberes" que pasarán por una reforma fiscal, cambios en la reforma laboral o nuevas modificaciones en el sistema de pensiones, temas a los que diferentes ministros se han referido en los últimos días.

"El fondo de la cuestión es que el FMI echó ayer un jarro de agua helada a las previsiones, ya suficientemente frías y sombrías, de España. Todas las previsiones apuntan a que en 2013 no crearemos empleo y que acabará la legislatura y habrá más paro y menos derechos sociales. El FMI le está diciendo a Europa y a España que cambien su política económica para hacer frente a lo que empieza a ser una tragedia. ¿Cuántos diagnósticos más hacen falta para que se den cuenta (Angela) Merkel y usted de que la medicina que le dan al enfermo le está matando", ha preguntado el líder del PSOE.

A renglón seguido, ha advertido al presidente de que los socialistas no están de acuerdo en que se dé "una vuelta de tuerca más" a la "nefasta" reforma laboral y ha avisado de que estarán pendientes de lo que se plantee para el sistema de pensiones. A este respecto, ha subrayado que ya en la pasada legislatura hubo "un acuerdo para garantizar su sostenibilidad" por lo que no participarán de ningún cambio que "no cuente con las mismas bases de acuerdo con sindicatos y empresarios".