Rajoy rebaja a la mitad las donaciones a partidos y anuncia la extinción de las formaciones que no rindan cuentas

Mariano Rajoy en el Congreso

Mariano Rajoy ha anunciado que el proyecto de ley que regula la actividad económica y financiera de los partidos políticos no sólo prohibirá las donaciones de empresas, sino que limitará las que hagan los particulares, cuyo tope anual pasará de 100.000 a 50.000 euros. 

Además, cada aportación de más de 25.000 euros habrá de ser pública.



Así lo ha adelantado el presidente Rajoy en el debate en el Pleno del Congreso de los dos proyectos de ley anticorrupción que el Gobierno remitió a la cámara el pasado mes de febrero.

Respecto al proyecto de ley que regula la actividad económica y financiera de los partidos políticos, que modifica tanto las leyes de Partidos y de su Financiación como la del Tribunal de Cuentas, ha recordado que su redacción inicial ya incluía la prohibición de donaciones a los partidos por parte de empresas (personas jurídicas), y de las operaciones bancarias de condonación o renegociación de deuda, así como la obligación de hacer públicas las cuentas anuales.

Pero ha anunciado dos enmiendas más para limitar las donaciones de particulares (personas físicas) para que no superen los 50.000 euros anuales (ahora están en 100.00 al año) y para obligar a publicar y de comunicar al Tribunal de Cuentas toda aportación de más de 25.000 euros. "La vida pública debe hacerse en la plaza pública", ha proclamado.

PARTIDOS DEMOCRÁTICOS, CON O SIN PRIMARIAS

Además, ha avanzado también más cambios en lo relativo al funcionamiento de los partidos para exigir "patrones éticos y democráticos". En este sentido, se obligará a los partidos a renovar sus órganos de dirección como máximo cada cuatro años, una renovación que cada formación hará de forma "democrática" con participación de sus militantes; eso sí, Rajoy no impone primarias, sino que dejará que los partidos se organicen "como crean conveniente".

Igualmente, se exigirá a los militantes unas "obligaciones de conducta" que incluirán la expulsión en caso de ser condenado y la suspensión automática de militancia en caso de que se abra juicio oral por asuntos que conllevarían inhabilitación.

Paralelamente, se extenderán a todos los partidos la obligación de rendir cuentas ante el Tribunal de Cuentas, y no sólo aquellos que consiguen representación parlamentaria o que reciben subvenciones de alguna administración.

LOS 4.200 PARTIDOS DEBERÁN ADAPTARSE

Los 4.200 partidos políticos inscritos en el registro del Ministerio del Interior habrán de adaptar sus estatutos a la nueva legislación y quien no cumpla estas normas, según ha proclamado Rajoy "podrá ser extinguido".

Los objetivos de estas medidas --ha añadido-- no se limitan a garantizar el principio de que "quien la hace, la paga", sino que también se pretende endurecer las penas de tal manera que los corruptos "se lo piensen diez veces" y agilizar la aplicación de la Justicia agilizar

Pero también busca que la corrupción no se produzca porque se hayan eliminado sus oportunidades. "La osadía crece donde no hay obstáculos", ha resumido.

Noticias relacionadas