Rajoy pronostica el futuro: "Este año será mejor que 2012 pero... peor que el que viene"

"España vive una situación difícil aunque ya hay datos positivos en el horizonte", ha destacado.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado "que el pesimismo ya está en retirada en nuestro país" y ha pronosticado "este año será mejor que el pasado, pero peor que el que viene". Así, ha señalado que España vive "una situación difícil" aunque "ya hay datos positivos en el horizonte".

  

Mariano Rajoy se ha expresado en estos términos en el acto de clausura de la Convención Regional que los 'populares' valencianos han celebrado en el Palacio de Congresos de Peñíscola (Castellón) bajo el título 'Avancem'. En este acto también ha intervenido el presidente de la Generalitat y del PPCV, Alberto Fabra.

  

El presidente del Ejecutivo central ha subrayado que, en la actualidad, España tiene "dos problemas fundamentales" como son el crédito y el desempleo juvenil. Sobre el primero de ellos ha señalado que "la gran batalla del Gobierno para los próximos meses es que vuelva el crédito, sobre todo, para las pequeñas y medianas empresas, que son las que tienen que sacarnos de la crisis".

  

Respecto al desempleo juvenil, ha tildado de "inaceptable" que más del 50 por ciento de los jóvenes no puedan trabajar y, dirigiéndose a ellos, ha dicho: "cuanto más sepáis de todo, mejor". "Por saber muchísimo no os va a pasar nada malo, luego ya veremos", ha señalado Rajoy, quien ha añadido que "si uno es ingeniero o futbolista, se le abren todas las puertas del mundo".

 

"DESEQUILIBRIOS ECONÓMICOS ACUMULADOS"   

  

Según Rajoy, "España vive una situación difícil, tenemos muchos desequilibrios económicos acumulados desde hace años, pero estamos haciendo lo que hay que hacer, y ya hay datos positivos en el horizonte".

  

Al respecto, ha asegurado que "el objetivo fijado para esta legislatura es que haya crecimiento económico, empleo y que aumente el bienestar en nuestro país", porque "si hay crecimiento económico, hay empleo, si hay empleo hay gente trabajando, consumiendo y que paga impuestos y, así, las administraciones pueden gastar más en educación, en sanidad".

  

En su opinión, lo primero que había que hacer es "un buen diagnóstico de la situación" y, en esta línea, ha indicado que "el problema que tenía la economía española son sus desequilibrios; un déficit público descomunal; una deuda pública y privada externa descomunal porque debemos casi un billón de euros fuera de España; una inflación que nos hacia ser muy poco competitivos; un sector exterior en déficit; y una parte del sistema financiero que estaba claramente deteriorado".

 

"SENDA MÁS SUAVE"

  

Por ello, Rajoy ha justificado las medidas puestas en marcha por el Gobierno de España que han conseguido reducir el déficit público, "22.000 millones de euros menos en 2012". Ahora, ha añadido, hay que seguir en esta línea, pero "en una senda más suave, vamos a ir poco a poco".

  

El presidente del Gobierno ha hecho hincapié en que "el año pasamos superado una crisis financiera de primer orden", y que la prima de riesgo "el año pasado llegó a estar por encima de los 600 puntos", mientras que ahora "está por debajo de los 300".

  

Respecto al desempleo mayo, ha señalado que el dato ha sido "muy bueno" aunque considera que "absolutamente insuficiente". No obstante, se ha mostrado convencido de que "este año será mejor que el pasado, pero será peor que el que viene". "El pesimismo ya está en retirada en nuestro país", ha apostillado.