Rajoy presenta a España como una nación "ambiciosa, sin complejos de su pasado" y que no se reduce a "lo castellano"

Aprovecha la colección del Prado para destacar la aportación de todas las Coronas que conformaron la monarquía española


MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha presentado hoy a España como una nación "ambiciosa, sin romplejos de su pasado" y que no se reduce "a lo castellano" y puso como ejemplo la colección del Museo del Prado para destacar la aportación de todas las Coronas que conforma la Monarquía española.

"La política cultural es de Estado, ocupa de lleno a cualquier Gobierno que se precie --ha subrayado--. Al mismo tiempo, el mecenazgo y la contribución privada también es algo imprescindible". En este sentido, ha recalcado que la cultura es un ingrediente esencial en la educación de los ciudadanos, "algo insustituible y vertebrador que hace crecer como nación".

Así, ha recalcado que ningún pueblo tiene más facilidad para proyectarse hacia el futuro que el que sabe custodiar el legado de su pasado. Por eso ha afirmado que España es una nación "ambiciosa que nunca se ha detenido ante las adversidades, sin complejos" de su pasado y que no se reduce a lo castellano, puesto que en su historia hay aportaciones de todas las Coronas que conformaban la monarquía española, tal y como puede comprobarse en "las diferentes salas" de la pinacoteca.

"Quien quiera reducir la nación a lo castellano debería admirar la pluralidad y riqueza de las aportaciones artísticas de las diferentes coronas que conformaban la monarquía hispánica", ha resaltado, antes de animar a "reflexionar sobre cuánto debe Europa a la monarquía española". En esta línea, el jefe del Ejecutivo se ha referido al Museo del Prado como "uno de los pilares de la cultura occidental, una institución de referencia de la cultura española, imprescindible para su imagen".

Rajoy ha insistido en que el Prado permite contemplar la evolución de una "voluntad de convivir, el desarrollo de una cultura con vocación universal que, a lo largo de los siglos, recorrió diferentes realidades políticas y sociales conservando en todas ellas características perfectamente reconocibles".

El presidente realizó estas declaraciones durante su intervención esta mañana, junto al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, en la formalización entre el Real Patronato del Museo del Prado y la familia Várez Fisa de la donación del más importante grupo de obras de arte español desde el románico a los inicios del Renacimiento en manos privadas, reunidos durante las últimas décadas por el matrimonio José Luis Várez Fisa y María Milagros Benegas.

Durante este acto, el jefe del Ejecutivo ha anunciado que el Gobierno pretende crear un marco jurídico flexible que contemple todas las escalas del aportación del ciudadano con el fin de que la sociedad "se involucre en las industrias culturales, deje constancia de sus gustos y se acabe con las rigideces de la intervención pública".

OBRAS DE LOS SIGLOS XIII AL XV

La donación de la familia Várez Fisa consta de doce obras de arte español de los siglos XIII al XV, que contribuirán a enriquecer y completar el discurso del arte medieval y renacentista español en las colecciones del Museo del Prado.

Entre las obras donadas se encuentran algunas de las creaciones fundamentales de este período, como la 'Virgen de Tobed' (1359-1362), ejemplo de la pintura italo-gótica catalana, que ha sido tradicionalmente atribuida a Jaume Serra.

Conforme a lo estipulado en el acuerdo de donación, la colección se expondrá en la 'Sala Várez Fisa', ubicada dentro del nuevo emplazamiento de colecciones de pintura española del Románico al Renacimiento, y su instalación ha sido encomendada por el Real Patronato a Rafael Moneo, responsable de la ampliación del museo y patrono del mismo.

En esta misma sala se expondrán también el 'Retablo de San Cristobal', donado por el patriarca de la familia José Luis Várez Fisa en 1070, y la tabla de Luís Borrassá 'San Andrés se niega a adorar a los ídolos', adquirida recientemente por el Estado y procedente de la misma colección.

Entre las obras donadas destacan el panel central del retablo del altar mayor de la Iglesia de Santa María de Tobed (Zaragoza), 'La Virgen de Tobed', atrubuida a Jaume Serra. El Prado se enriquece también con pinturas románicas, pintura italogótica y del gótico internacional, hispanoflamenca y de los inicios del Renacimiento.

La escultura refuerza su presencia con las dos obras que se incorporan: 'El retablo de San Juan Bautista', de los inicios del gótico, y 'La virgen entronizada con el niño', atribuida a Gil de Siloe. El gran artesponado procedente de Valencia de Don Juan (León), de alrededor de 1.350, es una pieza singular de 11 por 6 metros que cobijará el resto de las obras donadas por Várez Fisa en la sala dedicada a su colección.