Rajoy pide la disolución de ETA porque "no tiene nada que hablar con ella"

El presidente del Gobierno destaca, además, que la creación de empleo "es un objetivo nacional".

 

 

PP VASCO

 

Mariano Rajoy ha dado la enhorabuena a Arantza Quiroga por su ratificación como presidenta del PP vasco, aunque no haya obtenido "el apoyo del cien por cien" de los compromisarios".

 

"Hubo momentos muy difíciles. Hemos demostrado que nadie tiene el monopolio de estar en las instituciones en el País Vasco, y que puede haber gobiernos diferentes a los nacionalistas. Tenemos que hacer un esfuerzo en el futuro para demostrar que el PP también puede, como ha ocurrido en tantos lugares en España, gobernar en el País Vasco ese es el objetivo del futuro", ha concluido.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha exigido a ETA que se disuelva "porque no hay nada que hablar" con la banda armada, y ha asegurado que eso "es lo justo, lo democrático, lo sensato y lo razonable". Además, ha insistido en que "no habrá referendums que liquiden la soberanía nacional" porque "es lo moderno y el futuro", pese a quienes "se empeñen en luchar contra el mundo".

 

Durante su intervención en la clausura del Congreso del PP vasco en San Sebastián, en el que Arantza Quiroga ha sido ratificada como presidenta de los populares vascos, Rajoy ha recordado a las víctimas del terrorismo y ha recordado la violencia de ETA "que tantos disgustos nos ha dado, que tantas cosas nos ha hecho perder".

 

En este contexto, se ha referido al hecho de que ahora "todo el mundo" hable de "cómo se arregla esto el día en que ETA, que es una organización terrorista, se disuelva".

 

El presidente del Ejecutivo ha afirmado que sólo tiene "dos cosas" que decir al respecto: "No debemos nada y, por lo tanto, nada hay que hablar. Eso es lo justo, lo democrático, lo sensato y lo razonable. Y se arregla muy fácil, disuélvanse", ha afirmado en referencia a la banda armada.

 

Asimismo, ha afirmado que, después de su desaparición, "como siempre, como todo el mundo civilizado, como en todos los países democráticos", regirá "la ley, el imperio de la ley". "Y ésa es la historia, y no hay más", ha asegurado.

 

Además, ha recordado, una vez más, a las víctimas del terrorismo. "Estuvimos con ellas, estamos con ellas, seguiremos estando con ellas en el futuro porque es lo justo, lo decente, lo honrado, porque los sentimos y porque lo queremos. Siempre con las víctimas del terrorismo", ha indicado.

 

SOBERANÍA NACIONAL

 

Mariano Rajoy ha insistido en que no habrá "referendums que liquiden la soberanía nacional" de España, en alusión a la consulta catalana, y ha asegurado que, "en los grandes temas nacionales", tiene "muy claro cuál es el objetivo y cuál es el interés general". Por ello, ha emplazado a "ETA a disolverse", ha asegurado que "no hay referendums que liquiden la soberanía nacional" y que "España tendrá pronto crecimiento económico y empleo".

 

Tras destacar que ha estado de viaje en Dublín y en Bruselas estos días pasados, ha señalado "se habló de principios que son modernos y de futuro". "Cuando se habló de Ucrania, se habló de la integridad territorial de los estados, de su soberanía nacional y la estabilidad de los países. Y se habló de que eran los nacionales de cada Estado y cada país los que tenían el derecho a decidir en su país. Eso es lo moderno, es el progreso, es el futuro y lo demás es la historia. Y este partido está donde tiene que estar, en el futuro", ha aseverado.

 

El presidente del Gobierno ha afirmado que "se habló de los grandes principios que defienden Europa y el PP, de la paz, de la libertad, de la convivencia, de los derechos individuales, del derecho a la vida, de los seres humanos, de la gente como motor del progreso y también de integridad territorial y de soberanía nacional". "Ése es el futuro. Esos son nuestros principios en el País Vasco, en toda España y en toda Europa. Eso es lo que vamos a defender", ha apuntado.

 

Rajoy ha reiterado que "hoy lo moderno, el futuro, lo que viene y está ahí, y lo que es más justo, es lo que defendemos aquí, es la soberanía nacional, la liquidación de las fronteras, es la integración territorial de los estados". "Y eso es el mundo, y hay quienes se empeñan en luchar contra el mundo. No se gana nunca luchando contra el mundo", ha aseverado.

 

CREAR EMPLEO, "OBJETIVO NACIONAL"

 

También se ha referido a la situación económica, para constatar que todavía se vive "una situación difícil" y ha afirmado que "el objetivo nacional en estos momentos" es la creación de empleo". "Y a eso hay que subordinar todo lo demás", ha añadido.

 

A su juicio, las administraciones solo están "para generar las condiciones para que la gente pueda salir hacia adelante" y pueda generar empleo. En este sentido, ha recordado que el PP, cuando llegó al Gobierno hace dos años, "cogió al país en una situación muy difícil", en un momento en el que "solo se hablaba de la desaparición del euro, del rescate de España, de la prima de riesgo y de que no podíamos financiarnos, de la recesión, de que éramos poco competitivos y de que cada vez el paro era mayor en nuestro país".

 

No obstante, ha apuntado que "hoy nadie habla de que el euro va a desaparecer, de que España se va a ir del euro, que va a ser rescatada". "Hoy todos dicen que España ha recuperado competitividad en su economía, que hemos salido de la recesión y hemos empezado a crecer", ha dicho.

 

 

Tras indicar que los socialistas "y otros todavía no se han enterado", ha manifestado que las cosas no van como le gustaría, "pero van mucho mejor y, desde luego, los años 2014 y 2015, serán los años del crecimiento económico y creación de empleo".

 

Mariano Rajoy ha afirmado que, en su día, no se hizo un diagnóstico de la situación, "y por eso, el coste de la salida de la crisis ha sido mucho mayor".

 

En este sentido, ha asegurado que 2012 fue el año en que se tuvo "que parar lo que se nos venía encima, hubo que parar la quiebra", pero también fue cuando se superó la crisis financiera y la crisis de deuda soberana. "Fue el año en el que afirmamos la soberanía nacional y la capacidad de los españoles para salir de la crisis por su propio esfuerzo, porque dijimos que no íbamos a rescate alguno porque confiamos en nuestro país", ha añadido.

 

Además, ha precisado que "hoy ya se nos ve de distinta manera". "El año 2013 fue el año de las reformas y en el que empezamos a ver algunos resultados reales, en el que salimos de la recesión económica y empezamos a crecer y en el que empezó a mejorar el empleo, los afiliados a la seguridad social", ha dicho.

 

Por ello, se ha mostrado convencido de que "el año 2014 será el del crecimiento económico en España, por primera vez en mucho tiempo". "Y éste será el primer año, en mucho tiempo, en el que se creará empleo neto, cosa que ya ha ocurrido en el pasado mes de febrero, por primera vez en 68 meses", ha dicho.

 

Rajoy la lamentado que, "quienes llevaron a España" a esta situación, ahora digan que "aquí no se ha movido nada, y si se ha movido, ha sido gracias otros de fuera. "Ha sido gracias al esfuerzo, al trabajo, a la serenidad y a la responsabilidad del pueblo español", ha remarcado.

 

El máximo representante del Ejecutivo ha abogado por "seguir trabajando este año en esta dirección", y ha considerado que 2015 "será el de la consolidación de la mejora de la economía y habrá más creación de empleo que el año 2014". "Este año mucho mejor que el pasado, pero mucho peor que el futuro, que será el 2015", ha reiterado.

 

Por ello, ha asegurado que se seguirá haciendo reformas, "como se está haciendo un viernes sí, el último también y otro viernes también", como ha anunciado en el debate del estado de la nación. "Hay una hoja de ruta marcada, un programa perfectamente establecido, un conjunto de reformas, muchas ya aprobadas y en vigor, y otras que seguiremos aprobando a lo largo de este año y del año que viene", ha indicado.