Rajoy pide explicar a la gente que radicalismos e "inventos artificiales" no han hecho nada positivo en la historia

Rajoy aboga por fomentar diálogo con países musulmanes
Avisa que ha "costado mucho" salir de la crisis y que "es más fácil destruir que construir" y "deshacer que hacer"


TOLEDO, 5 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido este jueves que deben convencer a los ciudadanos europeos del peligro que, a su juicio, tiene el resurgimiento de movimientos radicales y xenófobos de derecha e izquierda, "inventos artificiales" en política que han surgido por la crisis como ya ocurriera en Europa "en otras épocas de trágico recuerdo". A su entender, esos movimientos "nunca han resuelto nada ni han hecho nada positivo en la historia".

Así se ha pronunciado Rajoy en la inauguración en Toledo del Grupo Popular Europeo --durante dos días decenas de europarlamentarios del PPE debatirán sobre terrorismo y mercado único digital-- en un momento en que las últimas encuestas mantienen la consolidación de Podemos en muchos territorios, al tiempo que recogen la irrupción de Ciudadanos en algunas comunidades.

"La crisis ha hecho surgir tanto en España como en Europa movimiento radicales populistas, extremistas inocuos o nacionalistas, que aprovechan el sufrimiento de las personas para proponer soluciones simplistas, trasnochadas o fracasadas para culpar a todos de un enemigo exterior, que en muchos casos ha sido la UE, o para culpar de sus problemas a las conspiraciones, a la emigración o al propio proceso europeo", ha alertado.

Según Rajoy, parece que aquello que se presenta como "nuevo" es "bueno", pero ha recalcado que la "mayor parte de las oportunidades de la historia demuestra que ha sido lo peor" para los países de Europa. Por eso, ha dicho que el Partido Popular Europeo tiene una tarea "muy importante por delante" porque debe "combatir" esos movimientos con la "fuerza" que les dan sus "principios y realizaciones".

En este sentido, ha abundado que deben "recuperar la confianza" de los ciudadanos en el proceso de integración europea que, según ha dicho, ha proporcionado el más largo periodo de paz y prosperidad de la historia. "A veces diera la sensación de que no nos damos cuenta de lo que es Europa y que no tenemos al autoestima necesaria suficiente para dar la batalla", ha lamentado.

Para Rajoy, es "bueno" que expliquen a la gente que lo que tienen ahora en Europa "sin duda alguna se puede mejorar" y no van a "rendirse nunca", pero es "muy importante". "Los radicalismos de derechas o de izquierdas, los nacionalismos, los partidos xenófobos, los partidos que se apuntan en los momentos difíciles y surgen, los inventos artificiales, nunca han resuelto nada ni han hecho nada positivo en la historia y eso también hay que explicárselo al conjunto de ciudadanos", ha enfatizado.

TRES MILLONES DE EMPLEOS

Ante los eurodiputados del Grupo Popular Europeo, Rajoy ha recordado la situación "tan grave" en la que se encontró en 2011 al llegar al Gobierno, "peor" de la que esperaban porque se habían perdido 3,5 millones de puestos de trabajo, el déficit era del 9,1 por ciento del PIB y parte del sistema financiero estaba "en quiebra", entre otras cosas.

De hecho, ha dicho que eran "muchos" los que pensaban que España no iba a salir adelante y animaban al Gobierno a pedir el rescate. "No pedimos el rescate. No era bueno para España y tampoco era bueno para Europa y los españoles han conseguido que España esté hoy, sin pedir el rescate, en una situación diferente", ha indicado, para destacar que el país hoy "ya ha corregido una parte importante" de sus desequilibrios.

El jefe del Ejecutivo ha hecho hincapié en que los datos de empleo "son buenos" y ha recordado que si en 2014 alrededor de 450.000 españoles encontraron trabajo, este año lo harán unos 500.000. Según ha dicho, el objetivo de crear tres millones de empleos en España se alcanzará en 2020, a razón de 500.000 empleos cada año. "Se puede hacer", subrayó.

"Se van a crear un millón de empleos, que no es suficiente pero demuestra que con determinación, empeño y coraje se puede hacer. Y estoy convencido de que lo vamos a hacer", ha exclamado, para insistir en que el "objetivo nacional" de su Gobierno para la próxima legislatura es el empleo.

Dicho esto, y dado que faltan menos de tres meses para las elecciones autonómicas y municipales, Rajoy ha subrayado que ha "costado mucho" llegar hasta donde están ahora y ha avisado: "es mucho más fácil deshacer que hacer, destruir que construir, y volver atrás o quedarse quieto que reformar".

MERCADO ÚNICO DIGITAL

En otro orden de cosas, el presidente del Gobierno ha destacado la importancia del mercado único digital, llamado a insertar a la ciudadanía europea en un proceso de "digitalización que no tiene vuelta atrás" y que podría acarrear entre 250.000 y 500.000 millones de euros de crecimiento adicional, así como "cientos de miles de nuevos puestos de trabajo". A su juicio, ese tema es "una prioridad absoluta en la agenda europea".

También ha puesto en valor la cumbre sobre interconexiones energéticas que se celebró este miércoles en el Palacio de la Moncloa, ya que un "verdadero mercado interior de la energía" es "capital para todos", para las empresas y para los ciudadanos europeos, que tendrán energía en sus hogares "a menor precio".

INTEGRIDAD TERRITORIAL DE UCRANIA

En cuanto al problema del terrorismo yihadista, Rajoy ha abogado por la cooperación entre países de la Unión Europea en los planos policial, judicial y de inteligencia, e incluso "militar donde sea necesario", al tiempo que ha apostado por combatir esta amenazada "de forma determinada y sostenida". "No se trata de un enfrentamiento entre religiones, se trata, como en otras épocas, de un enfrentamiento entre civilización y barbarie", ha asegurado.

Asimismo, el presidente del Gobierno ha aprovechado su discurso para referirse a la crisis de Ucrania asegurando que la solución al problema "solo puede basarse en el escrupuloso respeto para la integridad territorial del país".

Sobre la tregua en el terreno, ha dicho que "pese a su fragilidad, supone el cese del derramamiento de sangre, y abre la ventana para una decisión pacífica". "Tenemos que ser capaces de conseguir una relación estable, no debemos permitirnos que vuelvan a erigirse muros que tanto costó derribar", ha enfatizado.