Rajoy: Los partidarios de la ruptura no tienen ni el apoyo de la ley ni el de la mayoría de la sociedad

Mariano Rajoy

Llama al nuevo Gobierno catalán a "superar las fracturas" y le ofrece lealtad y colaboración "siempre dentro de la ley".

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha asegurado este lunes que en las elecciones catalanas se ha constatado "una vez más que Cataluña es muy plural" y ha recalcado que los resultados evidencian que los "partidarios de la ruptura" no tienen ni el apoyo de la ley ni el respaldo de la mayoría de la sociedad catalana. Después de trasladar un "mensaje de tranquilidad" a todos los españoles, ha llamado al nuevo Gobierno catalán a "superar las fracturas" y le ha ofrecido "lealtad" y "colaboración" dentro de la ley.


En una breve comparecencia en el Palacio de la Moncloa, tras la que ha admitido solo dos preguntas de la prensa, Rajoy ha explicado que el 27 de septiembre se celebraron unas elecciones autonómicas aunque "algunos pretendieron darle un carácter plebiscitario" e iniciar con ellas un proceso de separación de Cataluña del resto de España.

"Hoy sabemos que eso, que no era posible legalmente y no lo es, tampoco ha obtenido el apoyo en las urnas. No llegan a cuatro de cada diez catalanes los que han apostado por un programa rupturista. Ésta es la realidad de los hechos", ha afirmado rotundo el jefe del Ejecutivo.

En este sentido, el presidente del Gobierno ha trasladado tanto a los catalanes como al resto de españoles "un mensaje de tranquilidad" porque, según ha recalcado, los partidarios de la ruptura "nunca tuvieron el respaldo de la ley" pero ahora saben además que "tampoco tienen el apoyo de la mayoría de la sociedad catalana".

"MADUREZ Y RESPONSABILIDAD" DE LOS CATALANES

Tras asegurar que Cataluña ha demostrado "una vez más su pluralidad política", Rajoy ha felicitado a sus ciudadanos por la alta participación en estos comicios. A su entender, han manifestado "madurez y responsabilidad democrática ante la magnitud del reto al que se les convocaba por el Gobierno de la Generalitat".

A renglón seguido, el presidente del Gobierno ha querido dejar claro que lo que comienza ahora en Cataluña es "una nueva legislatura autonómica" y, por lo tanto, las fuerzas políticas que lograron representación tienen que elegir un nuevo Gobierno de la Generalitat, cuya misión debe ser "trabajar para todos los catalanes", atendiendo a sus necesidades reales y resolviendo sus problemas para lograr un mayor bienestar económico y social.

Rajoy ha llamado al nuevo Ejecutivo catalán a "gobernar para todos los catalanes, a superar la fractura, la tensión y los enfrentamientos que han marcado estos últimos años", así como a "sustituir el monólogo y la imposición unilateral por el diálogo constructivo y leal". Es más, le ha invitado a devolver a Cataluña a la senda de la "convivencia normalizada, la pluralidad, la libertad y el respeto a las leyes".

Se trata, ha proseguido, de gobernar teniendo en cuenta el interés general de todos los catalanes y no solo de una parte de ellos. "En esa tarea el Gobierno de la Generalitat va a encontrar toda la colaboración de mi Gobierno, siempre dentro de la ley y desde el máximo respeto institucional", ha manifestado.

LEALTAD Y DISPOSICIÓN AL DIÁLOGO DENTRO DE LA LEY

En este punto, ha recordado que desde el inicio de la legislatura su Ejecutivo ha apoyado a los catalanes y les ha ayudado para mantener la "viabilidad económica" de la Generalitat y los servicios esenciales que de ella dependen porque, a su juicio, ningún español viva donde viva puede quedar fuera de la atención del Gobierno de España. "Esa misma lealtad y disposición al diálogo la seguirá encontrando el nuevo Gobierno de la Generalitat. Siempre la hemos tenido, la tenemos y la seguiremos teniendo, pero siempre dentro de la ley", ha abundado.

Aparte de ofrecer colaboración, Rajoy ha subrayado que su Gobierno seguirá "velando porque se respete el Estado de Derecho" porque está "convencido" de que "juntos" ganan todos y tienen por delante "un futuro prometedor". "Podemos hacer grandes cosas todos unidos, debemos intentarlo y ése es el deseo de la inmensa mayoría de los españoles", ha destacado.

Al ser preguntado si, al ofrecer lealtad y diálogo dentro de la ley está dispuesto a hacer una oferta al nuevo Gobierno para que esa mitad de catalanes que han votado por la independencia se sientan cómodos, ha señalado que está dispuesto a "escuchar y hablar" como ha hecho "siempre", pero "de ninguna manera" estará dispuesto a "liquidar la ley".

Tras indicar que "hay muchas cosas de las que se puede hablar", ha rechazado de plano hablar de la unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad y libertad de los españoles y la solidaridad entre todos. Y ha añadido que si "alguien se salta" la ley, su Gobierno hará que se "cumpla la ley" porque es su "obligación".

COINCIDE CON SÁNCHEZ Y RIVERA EN LO SUSTANCIAL

En cuanto a si ha hablado con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, o con el de Ciudadanos, Albert Rivera, para abordar la compleja gobernabilidad que se avecina en Cataluña, el presidente ha admitido que no ha hablado con ninguno de ellos tras los resultados pero ha destacado que "coinciden en lo sustancial" porque no "van a poner los principios básicos" de la convivencia.

Tras asegurar que es "bueno" hablar, Rajoy ha extendido ese diálogo a "todos". "El diálogo se puede tener con todos, es muy sano, muy democrático, pero lo que no se puede hacer porque es insano y antidemocrático pretender liquidar la ley y las normas que nos hemos dado para mantener la convivencia".

Rajoy ha solicitado a los periodistas formular preguntas en su condición de presidente del Gobierno alegando que el Comité Ejecutivo del PP se reúne esta tarde y es ahí donde harán un análisis de los resultados en clave partidista. "Analizaremos los resultados y cuáles son las consecuencias de las elecciones que se han producido. Y se informará a continuación", ha concluido.

 

Noticias relacionadas