Rajoy dice que esta será la legislatura "de las reformas"

Ha recordado que el mecanismo que ha diseñado el Gobierno "no tiene precedentes"
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este lunes que que ésta será la legislatura "de las reformas" porque España tiene "urgencias" que debe afrontar y ha explicado que la difícil situación obliga al Gobierno a tomar decisiones, "muchas importantes", y "todas a la vez" para "remover los obstáculos".

Rajoy ha confiado en que el plan para hacer frente a las deudas pendientes de las administraciones con los proveedores sirva para enviar un mensaje a todos los emprendedores de que el Gobierno se preocupa por su situación y confía en ellos para la generación de riqueza que necesita el país.

Así lo ha señalado Rajoy durante el encuentro que ha mantenido en Moncloa con los principales proveedores a los que afectará la medida, a los que ha dicho que el Gobierno actúa en cuatro frentes para hacer frente a la difícil situación: controlar el déficit, tomar medidas que impulsen la competitividad, abordar la reestructuración financiera e impulsar medidas que ayuden a paliar la situación, como el pago a proveedores.

Rajoy ha asegurado que la situación que atraviesan los proveedores es "muy negativa" y muy "mala para la reputación del país". "Además es inaceptable", ha recalcado, tras asegurar que no se puede vivir en un país "donde no se paga".

Ha recordado que el mecanismo que ha diseñado el Gobierno "no tiene precedentes" y que ha intentado hacerlo de forma que funcione "con rapidez y agilidad". Según Rajoy, al decisión no fue "fácil", aunque el Ejecutivo tenía que mandar un mensaje de confianza a los emprendedores.

En este sentido, Rajoy ha admitido que España atraviesa una situación "difícil", aunque ha asegurado que el Ejecutivo tiene "la firme voluntad" de abordar la crisis, aunque haya que tomar decisiones complicadas porque es "lo que necesita el país. "Lo peor que se puede es no hacer nada, es lo que más daño hace al país", ha dicho.

Así, el presidente del Gobierno, acompañado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y el de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado que ésta será la legislatura "de las reformas" porque España tiene "urgencias" que debe afrontar.

En este sentido, ha recordado que las empresas tienen dificultades, que hay más de cinco millones parados, que casi el 50% de los jóvenes no tiene posibilidad de acceder al mercado de trabajo, que el PIB es negativo y que la previsión del Gobierno, sobre la que elaborará el Presupuesto, estima una caída de la actividad del 1,7% este año.

Según Rajoy, esta situación obliga al Gobierno a tomar decisiones, "muchas importantes", y "todas a la vez" para "remover los obstáculos" y "dar la vuelta a la actual situación" para conseguir el "principal" objetivo, que es "lisa y llanamente" recuperar la actividad, la confianza y volver al crecimiento.

El déficit no es "sostenible"
"Éste es el principio inspirador de todas las decisiones. Todo lo demás son instrumentos para superar la situación y conseguir ese objetivo", ha dicho el jefe del Ejecutivo, quien ha explicado de forma más detallada los cuatro ejes en los que trabaja el Gobierno para superar la crisis.

En cuanto a la necesidad de reducir el déficit, Rajoy ha recordado que en 2011 se gastaron 90.000 millones de euros más de los que se ingresaron, situación que no es "sostenible a largo plazo".

En este sentido, ha resaltado la importancia de reducir el déficit porque hay que cumplir los compromisos asumidos "voluntariamente" con Bruselas, porque las administraciones públicas están absorbiendo todo el crédito y sin crédito es "imposible" que haya crecimiento, y porque la situación en los mercados es "difícil" y son ellos quienes tienen que prestar el dinero al país.

"Intentamos ser justos, razonables y equitativos"
"Controlar el gasto de las administraciones y reducir el déficit es lisa y llanamente una necesidad imperiosa", ha resaltado Rajoy, quien ha admitido, sin embargo, que esto puede dar lugar a una situación "difícil" en el corto plazo, y ha garantizado que el Ejecutivo intentará hacerlo "con la mayor justicia y equidad" posible. "A nadie le gusta, así que intentamos ser justos, razonables y equitativos", ha añadido.

Rajoy ha repasado las medidas adoptadas hasta ahora para reducir el déficit y ha asegurado que la reducción continuará en los Presupuestos que se aprobarán el 30 de marzo, que contarán con un techo de gasto inferior en un 4,2% al del año 2011 y con un presupuesto para los ministerios que se reducirá de media un 12%.

Un presupuesto difícil
"Un Presupuesto difícil para tiempos difíciles", ha señalado el jefe del Ejecutivo, quien ha resaltado también la importancia de hacer reformas que impulsen la competitividad del país, como la reforma laboral, que plantea cambios "en línea" con los países de la UE que mejor han soportado los problemas.

De la misma forma, Rajoy ha asegurado que el Gobierno hará una reforma de la Educación, de la Justicia y de la Ley de Costas, al tiempo que hará un esfuerzo en I+D, pondrá en marcha una ley de apoyo al emprendedor y favorecerá la unidad de mercado.

Asimismo, reformará la Ley de Mutuas y adoptará medidas para abordar el déficit de tarifa con decisiones en las que "todos" participen, ya que actualmente este déficit supera los 20.000 millones de euros y el precio de la energía afecta "de manera muy seria" a la competitividad española.

Rajoy también se ha referido a la reforma del sistema financiero, un asunto "capital" para el país con la que el Gobierno pretende sanear los balances de las entidades a través de una valoración "adecuada" de los activos inmobiliarios y reducir la capacidad del sistema con menos entidades, pero más "fuertes y solventes", que no generen dudas, que no creen problemas y que den crédito a aquellos que tengan iniciativas.

Reforma del sector público
Finalmente, el presidente ha resaltado la necesidad de abordar la reforma del sector público a través del diálogo y la colaboración de las comunidades autónomas porque "es muy importante" que todo el mundo sea consciente de la actual situación para "tirar juntos del carro". "Con acuerdo y apoyo saldremos adelante", ha señalado.

En concreto, ha destacado la necesidad de suprimir entes públicos, organismos autónomos y entes fundacionales, eliminar duplicidades, agilizar los procedimientos, introducir nuevas formas de gestión y plantear la reforma de las administraciones, un "objetivo muy importante" que lleva 30 años pendiente en España.