Rajoy destaca la mejora de las previsiones del FMI e insiste en que la recuperación llegará en 2014

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha aprovechado su intervención en el Pleno del Senado para destacar que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha mejorado este martes sus previsiones de crecimiento y paro de España para 2013 y 2014.

Preguntado por el portavoz del Grupo Socialista en el Senado, Marcelino Iglesias, sobre cuándo se verán los efectos de esta recuperación en el bolsillo de los ciudadanos, Rajoy ha admitido que de momento éstos sólo se observan en los indicadores macroeconómicos, "que se ven menos".


No obstante, ha asegurado que "los efectos (de las políticas económicas) no llegan en poco tiempo, pero acaban llegando". "Hemos tomado decisiones difíciles que empiezan a dar resultados. [...]. En este trimestre salimos de la recesión, que es el prólogo de la salida de la crisis", ha añadido, para apostillar que ésta "ya se producirá en 2014".

Entre los indicadores que ya hablan de esa antesala de la recuperación, Rajoy ha mencionado la reducción del déficit del exterior, la vuelta a un superávit de la balanza comercial, la moderación de la inflación, la mejora, a su juicio, de la transparencia del sector financiero, la reducción de la prima de riesgo o el incremento de las inversiones en cartera. "Se está produciendo una mejoría, leve, pero mejoría", ha apostillado.

EL PSOE HACE OTRA LECTURA DEL FMI

Por su parte, el portavoz socialista ha admitido que el FMI ha mejorado sus previsiones macroeconómicas para España, pero ha recordado que aún auguran un crecimiento en 2014 del 0,2%, medio punto inferior a la previsión del Gobierno (0,7%), y una tasa de paro del 26,7%, casi un punto porcentual superior a la que maneja el Ejecutivo (25,9%).

Además, Iglesias ha asegurado que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014 son "una ducha de agua fría" y son "contradictorios con el discurso de la recuperación". Por parte de los socialistas, ha asegurado que "no se ve ninguna señal de salida de la crisis" y que "los presupuestos para el año que viene no invitan a nada bueno". "Se ha equivocado en los recortes salvajes, en el discurso de la recuperación y en los Presupuestos", ha zanjado.