Rajoy defiende los grandes partidos frente a "otras cosas" que generan "inestabidad, falta de progreso y retroceso"

Balance de año de Mariano Rajoy
Sostiene que él no planteará una reforma de la Constitución pero no tiene "ningún inconveniente" en escuchar propuestas


MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido este viernes la alternancia de los grandes partidos en el poder como garantía de "estabilidad" y bienestar para los ciudadanos frente a "otras cosas" que a su juicio sólo generan "inestabilidad y sobre todo falta de progreso y retroceso".

"Defiendo la estabilidad como la virtud que hace avanzar a las sociedades, da seguridad a las personas y empresas y limita el ámbito de las discrepancias entre las diversas formaciones políticas", ha proclamado Rajoy en la rueda de prensa ofrecida en el Palacio de la Moncloa como balance del año.

El jefe del Ejecutivo ha recordado que España ha estado gobernada desde el año 1978 por "grandes fuerzas políticas", lo mismo que sucede "en la inmensa mayoría de países del mundo donde la gente vive mejor". A continuación ha puesto el ejemplo de Estados Unidos con demócratas y republicanos, Alemania o Francia.

"Yo defiendo esa etapa muy positiva para los españoles, la mejor --ha insistido--. Cuando eso deja de pasar surgen otras cosas que lo único que generan es inestabilidad y sobre todo falta de progreso, retroceso y pérdida de bienestar. Y entenderán que para mi país siempre prefiera lo mejor".

Precisamente, Rajoy ha esgrimido las reformas emprendidas durante esta legislatura y ha subrayado que han sido posibles gracias a "la estabilidad política e institucional" garantizada en la Constitución de 1978.

Entre estas reformas no contempla proponer durante el próximo año una modificación de la Carta Magna. "Estoy dispuesto a escuchar lo que se me diga pero yo no la voy a plantear, no la tengo clara", ha hecho hincapié dejando claro que tiene "otras prioridades" en la agenda.

Y según ha señalado, eso mismo respondió a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en la reunión que mantuvieron el pasado lunes en La Moncloa cuando le pidió una revisión constitucional. "Que me diera la reforma y que estaba dispuesto a considerarla, que me la diera", ha revelado que contestó a la presidenta andaluza.

NO PIENSA EN UNA GRAN COALICIÓN

Respecto a su relación con los socialistas, ha querido dejar claro que no tiene "ningún problema" con el PSOE, "un gran partido que ha gobernado muchos años". Y aunque no comparte "muchas cosas" que "dicen y hacen" los miembros del principal partido de la oposición, ha insistido en la necesidad de acuerdo en asuntos de Estado como la política exterior o la de defensa.

Pese a ello, no ha querido valorar la posibilidad de gobernar con el PSOE tras las próximas elecciones generales en caso de que las urnas dejaran un Parlamento muy fraccionado. "Cuando conozcamos los resultados electorales podremos empezar a hablar de ello", se ha limitado a responder.