Rajoy defiende la reforma laboral para evitar "otros tres millones de despidos"

Ha asegurado que el empleo es "el objetivo" de su gobierno y "la clave" para que la gente se sienta "útil"
El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha defendido la reforma laboral aprobada por el Ejecutivo y convalidada este jueves por el Congreso, asegurando que pretende crear empleo y evitar que vuelvan a producirse los tres millones de despidos que han tenido lugar en los cuatro últimos años durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. "Queremos que vuelva la ilusión y que los jóvenes tengan un horizonte de futuro", ha añadido.

Durante su intervención en un mitin en Málaga, celebrado en el primer día de campaña de las autonómicas en Andalucía, Rajoy se pronunciaba así después de que los sindicatos UGT y CCOO hayan anunciado esta mañana que convocan una huelga general para "el próximo 29 de marzo en protesta por la aprobación de la reforma laboral. Sin embargo, en ningún momento de su discurso se ha referido de manera directa a dicha convocatoria de huelga.

Rajoy, que ha asegurado que el empleo es "el objetivo" de su gobierno y "la clave" para que la gente se sienta "útil", ha apuntado que se han hecho muchas reformas desde que el PP llegó al Gobierno y que se van a hacer "muchas más" porque son reformas "en favor de la gente". Así, ha recordado la puesta en marcha de una ley de estabilidad del gasto para que ninguna administración gaste más de lo que tiene.

Y es que, según ha apuntado, el año pasado en España se gastaron 90.000 millones más de lo ingresado. "Y así no podemos seguir porque nos puede pasar lo que a otros", ha señalado el presidente del Gobierno, quien también ha puesto en valor la reforma del sector financiero también puesta en marcha para favorecer el crédito.

Garantiza un gobierno "prudente, justo y equitativo"
El presidente del Gobierno ha garantizado que su gobierno será siempre un "prudente, justo y equitativo", al tiempo que ha insistido en que aunque en estos momentos haya que pedir esfuerzos por la dificultad de la situación económica, "dentro de no mucho tiempo podremos decir con orgullo: aquí estamos para resolver los problemas que otros crean, como ya lo hicimos en su día".

Rajoy ha asegurado que "no son tiempos fáciles" y que nadie elige los tiempos en los que llega al Gobierno. "Los gobernantes estamos para resolver problemas y tanto en España como en Andalucía nos enfrentamos a retos gigantescos", ha apuntado Rajoy, quien ha apuntado que no está en el Gobierno para "discutir ni para pelearnos con nadie". "Ahí nadie nos va a encontrar", ha apostillado.

Tras insistir en que el Gobierno está para resolver los problemas de la gente, el líder del PP ha manifestado que "no se puede perder el tiempo" y quedarse atrás, "siendo urgente un proceso de modernización de buena parte de la legislación del país porque cosas que hace 30 años funcionaban, ahora no". Para Rajoy, "ahora toca tomar decisiones y ser valiente, porque es lo que necesita el país".

Se ha mostrado convencido de que en Andalucía si el PP-A gana las próximas elecciones autonómicas va a gobernar como se está haciendo en España, "pensando en las personas, no en grupos ni en organizaciones. Estamos al servicio del interés general de los españoles", ha afirmado Rajoy, quien ha hecho hincapié en que España se ha puesto en marcha después de "siete años de parálisis" y que en "siete semanas se ha hecho más reformas que en siete años".