Rajoy asegura que cumplirá su mandato

Ha recalcado que el Estado de Derecho "no se somete a chantaje".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este lunes que los mensajes de texto telefónicos intercambiados con el extesorero del PP Luis Bárcenas ratifican que "el Estado de Derecho no se somete a chantaje" y ha subrayado que los diversos organismos encargados de la investigación en el llamado 'caso Bárcenas' -Fiscalía, Policía o Hacienda- han actuado y seguirán actuando con independencia. Además, ha afirmado rotundo que cumplirá con el mandato que le han dado los españoles en las urnas y ha avisado que si "otros", en referencia a la oposición, quieren "jugar a otra cosa" será su "responsabilidad".

 

"El gran valor que tiene en este momento nuestro país es la estabilidad política, y voy a defender la estabilidad política y a cumplir el mandato que me han dado los españoles en su momento", ha declarado Rajoy en una rueda de prensa conjunta con su homólogo polaco, Donald Tusk, al término de la cumbre hispano-polaca. A esa misma hora, el extesorero del PP admitía ante el juez Pablo Ruz la autoría de los papeles que reflejan una presunta contabilidad B del PP, al tiempo que aportaba al magistrado numerosa documentación, incluido un pendrive.

 

La comparecencia pública de Rajoy había despertado una gran expectación, ya que se trataba de la primera vez que los periodistas podían preguntarle por este caso desde que hace ocho días el diario 'El Mundo' publicó nuevas revelaciones. Sin embargo, el jefe del Ejecutivo solo ha recibido preguntas de dos periodistas españoles como permite Moncloa en las conferencias de prensa con mandatarios extranjeros.

 

SIN "PRESIÓN" O "INDICACIÓN" A LA JUSTICIA

 

Rajoy ha afirmado que "lo primero" que quería decir, para que quedara "muy claro", es que el "Estado de Derecho no se somete a chantaje". De hecho, ha resaltado que "lo sustancial" es que la Administración de Justicia "lo está haciendo de manera absolutamente independiente" y con la "colaboración plena y total" de su Ejecutivo.

 

"Ni se ha producido, ni se está produciendo ni se va a producir ningún tipo de indicación, sugerencia o presión ni a la Administración de Justicia, ni a la Administración Tributaria, ni a la Policía Judicial ni a ningún otro escalón administrativo que tenga que ver con este proceso", ha aseverado, para añadir que la "mejor prueba" de ello es que tanto los fiscales, como los jueces o policías que llevan este caso "son las mismos" que lo llevaban antes de que el PP ganara las elecciones.

 

Dicho esto, ha repetido de nuevo su mensaje -con el objetivo de "que quede muy claro para la tranquilidad de todos"- de que las instituciones "han actuado, actúan y actuarán con independencia y con sujeción exclusiva a la Constitución y a las leyes". "Y mientras yo sea presidente, esto va a seguir siendo así", ha manifestado, cuando se le ha preguntado si se ha sentido chantajeado por Bárcenas.

 

DICE QUE YA SE EXPLICÓ EN EL PARLAMENTO

 

El jefe del Ejecutivo ha indicado que este caso adquirió "trascendencia" a finales de enero y ha añadido que él mismo realizó "una amplía comparecencia pública explicando la posición del PP al respecto". "Me ratifico en lo que dije en esa comparecencia pública", ha apostillado, en referencia al Comité Ejecutivo celebrado el pasado 3 de febrero ante la plana mayor de su partido -con una intervención en abierto para la prensa- en la que negó haber recibido dinero negro y se comprometió a hacer públicas sus declaraciones de renta.

 

Igualmente, Rajoy se ha ratificado en lo que afirmó en el Debate sobre el estado de la Nación que tuvo lugar en el Congreso a mediados de febrero. Según ha agregado, en esa cita parlamentaria "todos los grupos tuvieron oportunidad" de debatir con él sobre "esta materia". "Y de hecho, lo hicimos, largo y tendido", ha subrayado, para añadir que un presidente del Gobierno no puede estar saliendo cada día "al paso" de "todas y cada una de las insinuaciones, rumores e informaciones interesadas de todo tipo que se publican".

 

A renglón seguido, ha querido "responder" a los SMS entre él mismo y Bárcenas publicados este domingo por el diario 'El Mundo' para insistir en que esos mensajes "lo único que hacen es ratificar" que "el Estado de Derecho no se somete a chantaje" y ha abundado en que las instituciones actúan con "absoluta independencia" y lo seguirán haciendo. "Y a las pruebas me remito", ha proclamado.

 

El presidente del Gobierno ha destacado que los dos pilares más importantes de la política española son "su programa de reformas", que considera "capital" para salir de la crisis, y la "estabilidad política" que hay en España. "Y yo como presidente o voy a consentir que ninguno de los dos sufra daño, ni el programa reformas ni la estabilidad política", ha avisado.

 

Dicho esto, ha garantizado que su Gobierno, con el apoyo parlamentario que le han otorgado los españoles, "continuará la tarea" que ha emprendido "sin pausas y sin vacilaciones". "Y que nadie piensa que vamos a distraernos de nuestro propósito de transformar el país y sacar a España de la crisis. España es un país serio y quiero seguir contribuyendo a que esto siga siendo así", ha remarcado.

 

PETICIONES DE DIMISIÓN DE LA OPOSICIÓN

 

Preguntado después por las peticiones de dimisión que han exigido algunos partidos de la oposición e incluso la posibilidad de presentar una moción de censura como ya piden algunos partidos, Rajoy ha señalado que la oposición es "libre" de actuar "como le parezca oportuno y conveniente" y de valorar si "acuerda o no con el Gobierno" y defiende o no los intereses generales del país. "Solo digo que España, en una situación muy difícil y compleja como la que está viviendo está dando pasos en la buena dirección", ha resaltado.

 

Tras reiterar que el gran valor de España es la "estabilidad política", ha avisado de que si hay "otros" que "quieren jugar a otra cosa, por unas o por otras razones es su única y exclusiva responsabilidad". "Yo lo que le doy garantía a los españoles es de que aquí hay un gobierno estable y va a cumplir con su obligación", ha afirmado.

 

También se le ha preguntado si mantiene que no ha cobrado sobresueldos ni hay financión ilegal del PP tras las informaciones que apuntan a que Bárcenas ha declarado ante el juez supuestas entregas de dinero a Cospedal y él mismo entre 2008 y 2011. Sin embargo, Rajoy no ha querido entrar en "detalles" porque, según ha insistido, no se le puede pedir a un presidente que esté "desmintiendo un día sí y otro también" todas y cada una de "las afirmaciones que se hacen por los actores de este caso".

 

Las declaraciones de Rajoy han sido escuchadas en primera fila por los ministros de Interior, de Empleo y de Fomento, Jorge Fernández Díaz, Fátima Báñez y Ana Pastor, así como por el director oficina económica de Moncloa, Álvaro Nadal, el secretario de Estado para la UE, Iñigo Méndez de Vigo, y el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos. Todos ellos han participado en las reuniones sectoriales de la cumbre hispano-polaca.

Mariano Rajoy

Noticias relacionadas

¿Debe presentarse una moción de censura contra Rajoy por el 'caso Bárcenas'?