Rafael Iglesias, sexto y campeón de la Copa de Europa de maratón

CON LOS MEJORES. El salmantino, que cruzó exhausto a la meta, llegó a soñar con las medallas que al final fueron para Rothlin (oro), Martínez (plata) y Safronov (bronce). POR EQUIPOS. España, el mejor
T. S. H. / EFE

El atleta salmantino Rafa Iglesias fue sexto en el maratón del Campeonato de Europa de atletismo con un tiempo de 2h20’14” y contribuyó además a la victoria de la selección española en la Copa de Europa merced al segundo puesto de Chema Martínez y al quinto de Pablo Villalobos. Rafa Iglesias hizo una gran carrera, dando buenas sensaciones durante casi toda la prueba, metido en el grupo de cabeza en el que aguantó bien ante los primeros ataques –cruzó séptimo la media maratón–, y hasta que se hizo una selección de seis corredores entre los que también estaba Chema Martínez. Poco a poco las fuerzas le comenzaron a fallar, aunque hubo un momento en que, rodando cuarto en solitario, parecía que el bronce podía estar a su alcance. Fue perdiendo la estela de los primeros clasificados hasta llegar a cruzar la meta exhausto, al límite de sus fuerzas, pero en una magnífica sexta plaza.

El madrileño Chema Martínez dio a España la quinta medalla al obtener la de plata en el maratón por detrás del suizo Viktor Rothlin, recuperado de la grave enfermedad que le tuvo durante seis meses apartado del atletismo el año pasado.

Rothlin, subcampeón de Europa en 2006, controló toda la carrera, saliendo a los ataques de sus adversarios y asestó el golpe definitivo en el km. 28. Llegó a la meta en 2h15’31”, seguido de Martínez (2h17’50”) y del ruso Dmitriy Safronov (2h18’16”) entre el público que abarrotaba el circuito de diez kilómetros.

El calor (29 grados en la salida) y la humedad de Barcelona, cuyos efectos ya experimentaron los atletas en las tres pruebas de marcha y en el maratón femenino, inducían a los 64 corredores a no asumir demasiados riesgos. Chema Martínez, abanderado español en la ceremonia de apertura, era el más ambicioso de los seis españoles. Octavo en el Mundial de Berlín 2006, el madrileño, de 38 años, había dicho que saldría a ganar. El primer grupo, con mayoría italiana y española, pasó el 5.000 en 16’35”, a un ritmo cauteloso. Los 10 kilómetros se cubrieron en 32’45” y en el km. 15 48’40”. El grupo quedó reducido a seis: Safronov, Chema, Iglesias, Rothlin, Theury y Pertile.

Por el kilómetro 24 Safronov e Iglesias cedieron. En cabeza sobraba uno para el podio. Chema pasó en km. 25 en 1h20’09” y lanzó su primer ataque y descolgó a Pertile, pero un kilómetro después el español no aguantó el tirón de Rothlin. Por detrás, Pertile había resucitado y alcanzó a Chema en el 32, pero sólo para ceder, otra vez, frente al madrileño.

Rothlin pasó el muro de los 35 en 1h52.12 con un minuto justo sobre Martínez. Pertile pasó, con calambres, a 1:38; Rafa Iglesias a 2’02”, ya al límite de sus fuerzas, y Villalobos seguía acercándose hasta emparejarse con Pertile, pero el italiano conservó el cuarto puesto por delante del atleta de Almendrajelo, y de Rafa Iglesias.