Rafa Iglesias no luchará por su octava San Silvestre

Rafa Iglesias (dorsal 1) durante la disputa de la San Silvestre del pasado año (Foto: Nacho Malmierca)

El salmantino, recién recuperado de un importante proceso vírico, se centrará en prepararse un maratón en abril, donde pretende alcanzar la mínima para el Europeo.

La San Silvestre salmantina de este año -29 de diciembre- estará cuanto menos algo 'huérfana'. Y es que el segundo salmantino con más triunfos, Rafa Iglesias, no tomará la salida en esta ocasión para tratar de sumar la que sería su octava victoria, igualando así a David López, que cuenta con ocho San Silvestres en su haber. Iglesias, además, ha competido siempre en la gran prueba popular charra por excelencia desde el año 2000 de forma ininterrumpida.

 

El motivo que el atleta de Adidas ha esgrimido para no correr en 'su' prueba es el hecho de centrarse en una exhaustiva preparación para lograr la marca mínima que le permita competir con la selección española en el Europeo de Zurich, que se disputará en la ciudad suiza del 12 al 17 de agosto.

 

Para ello, su intención es jugársela a una carta y lograr la mínima en un maratón que disputará en el mes de abril. De momento, Iglesias no ha decidido cuál será, aunque competirá con todas seguridad en el extranjero. Las opciones son muchas: Rotterdam, Londres, Viena, París, Milán o Hamburgo.

 

"Sé que no me queda otra bala para ir al Europeo que la de bajar de 2h13 en un maratón del mes de abril"

El atleta salmantino, que acaba de recuperarse de un importante proceso vírico -todo apunta a que fue una sinusitis- ha variado su preparación previa, de tal manera que no competirá en la Behobia-San Sebastián y quizá reaparezca en la Media de Terrasa a finales de enero.


"No tengo prisa. Dejar de competir en la San Silvestre de Salamanca me da una pena terrible, pero me conozco y sé que no sé salir a no competir y me voy a meter de nuevo presión", reconoce Iglesias.

 

De hecho, el salmantino no pudo parar el crono mas que en 1h19 en la Media de Valencia, ya que compitió con fiebre y se ha visto obligado a estar 16 días sin entrenar tomando antibióticos. "Las sensaciones antes de la carrera eran muy malas, pero competí y me equivoqué. No lo tenía que haber hecho. Debido a la fiebre y a haber comido poco estoy ahora mismo en un peso de competición, por lo que estoy comenzando a entrenar sin prisas, sin crono, disfrutando. He cambiado la mentalidad, porque sé que no me queda otra bala que la de bajar de 2h13 en abril", asegura Rafa.

 

El atleta salmantino ha firmado en dos ocasiones dos marcas por debajo de 2h13, ya que de hecho su mejor tiiempo es un impresionante 2h10.44 logrado en la maratón de San Sebastián en 2009 después de disputar, además, 28 kilómetros en solitario en esa carrera.