Racing y Athletic, última estación antes del gran partido del día 10 en el Bernabéu

NI BLANCOS NI AZULGRANAS PUEDEN FLOJEAR. Separados en la tabla por la diferencia de goles, deben sacar adelante sus compromisos de la jornada
efe

El Barcelona recibe al Athletic. Con la cabeza dividida entre los cuartos de final de la Liga de Campeones y la Liga española. Coronas que defiende. El cuadro vasco llega al recinto azulgrana con una sola derrota en los seis últimos partidos y con el cuarto puesto a tiro. En pleno crecimiento. Pero se enfrenta a un rival que solo ha concedido un empate en el Camp Nou.

Al tiempo, la carrera por los puestos de Liga de Campeones, Europa y el descenso se acentúa. El Valencia, asentado en la tercera plaza, difícil de cuestionar ya, recibe al Osasuna. Tras el duelo de ida de la Liga Europa, su otro gran objetivo, espera al conjunto de José Antonio Camacho, que oscila entre el ecuador de la clasificación y las cercanías a la parte baja. Más desahogado tras la victoria ante el Almería.

La lucha es más cerrada por la cuarta plaza. Ahora en poder del Mallorca, que visita, precisamente, el estadio de los Juegos Mediterráneos para medirse al cuadro de Juan Manuel Lillo, que nada más que ha cedido dos derrotas desde que llegó al banquillo y que disfruta de una situación acomodada.

Es una nueva ocasión de reconducir el camino para el Sevilla, distanciado del Mallorca en dos puntos y amenazado por el Athletic en su quinta plaza, espera al Tenerife, con el agua al cuello, que apura sus opciones de permanencia.

Junto al Tenerife, la pelea por evitar el descenso incluye al Zaragoza, que intentará aprovechar su segundo encuentro seguido en La Romareda para desviarse del todo del trío de cola. Reanimado después de superar con solvencia al Valencia, aguarda al Málaga, al que puede trasladar sus angustias.