Quejas por la aglomeración tras el traslado de las consultas de oncología del Hospital a una sala minúscula

Imagen de la sala de espera a la que han sido trasladadas las consultas de oncología.

Este lunes se han trasladado las consultas de oncología y la nueva sala de espera es pequeña e insuficiente para los usuarios, además de compartida con otras consultas. El cambio se ha hecho para dejar más espacio en el Hospital de Día y ha generado quejas.

El traslado de las consultas de oncología a una nueva ubicación está generando quejas e incomodidad a los pacientes que acuden, que han visto como se tienen que instalar en una sala de espera de pequeñas dimensiones para despejar la zona en la que estaban antes y dedicarla a los pacientes que reciben tratamientos en el Hospital de Día. El traslado se llevó a cabo durante el fin de semana y ha empezado a estar operativo este lunes, y las quejas no se han hecho esperar.

 

Desde primera hora de este lunes se ha constatado el colapso de la pequeña sala de espera que ha quedado para las consultas de oncología. El espacio es muy reducido y en el mismo conviven más de medio centenar de personas que aguardan su cita, con las incomodidades propias de las estrecheces. El cambio es definitivo, así que los usuarios tendrán que ir acostumbrándose.

 

Además, como esta redacción ha podido comprobar esta mañana, al tiempo se están terminando algunos detalles de última hora; hacia las 9.30 horas varios operarios estaban instalando todavía los letreros en las puertas de las consultas. La zona se comparte, además, con las consultas de trasplante alogénico.

 

En las últimas semanas se han producido en el Hospital varios ajustes que han generado quejas por parte de profesionales y usuarios. Así ha ocurrido con la instalación de carpas para las resonancias magnéticas, una solución provisional mientras se actualizan los equipos. O el traslado de 70 trabajadores del área administrativa al edificio industrial, una nave pensada para otras funciones.