¿Qué nos convierte en personas creativas?

Foto: EP

Según Beatriz Valderrama, psicóloga y autora de 'Creatividad inteligente', la creatividad no es un talento heredado, sino una forma de pensar, por lo que se puede aprender, algo que todos los estudios indican. 

Beatriz Valderrama presenta aquí algunas ideas sobre las acciones que se pueden poner en práctica para desarrollar actitudes más favorecedoras para la creatividad:

 

1· Asumir un riesgo al día.    

 

2· Dejar entre paréntesis las reglas y los pensamientos aceptados.    

 

3· Evitar posturas rígidas a la hora de resolver los problemas.    

 

4· Abordar las situaciones problemáticas desde una perspectiva lúdica.    

 

5· Aumentar la tolerancia y deshacerse de prejuicios.

 

6· Desarrollar la curiosidad y buscar fuentes de inspiración. Lee biografías de personajes históricos, explora en Internet y redes sociales, rodéate de personas creativas, lee libros de campos no relacionados con tu trabajo, involúcrate en experiencias nuevas, etc. 

 

 

Cuando se trata de los rasgos de personalidad que nos definen, la genética forma parte de un entramado que desarrollan en gran medida el aprendizaje y las experiencias personales. Existen profesiones que requieren mayores dosis de creatividad pero, en el día a día laboral y personal, ¿puede ser esta cualidad la llave maestra para resolver conflictos y problemas e incluso para mejorar nuestro estado de salud?.

 

Según explica a Infosalus Beatriz Valderrama, psicóloga especialista en coaching organizacional y autora de 'Creatividad inteligente' (Editorial Pearson), la creatividad no es un talento heredado, sino una forma de pensar, por lo que se puede aprender, algo que todos los estudios indican. 

 

La autora apunta que la creatividad es una de las fortalezas del carácter que describe Martin Seligman, el promotor de la Psicología Positiva, cuya práctica deriva en una mayor felicidad y satisfacción con la vida. 

 

"La creatividad es incompatible con el estrés, por lo que es un signo de bienestar emocional y salud mental. Las emociones positivas favorecen la creatividad personal, que a su vez ayuda a encontrar soluciones a los problemas y aprovechar las oportunidades que se nos presentan, generando nuevos sentimientos positivos en una espiral ascendente de bienestar emocional", apunta Valderrama. 

 

La autora comenta que existe una creatividad con 'C' mayúscula que es la de los grandes inventos y artistas y otra con 'c' minúscula que se aplica a diario en todos los ámbitos de nuestra vida. "En lo profesional la creatividad amplía nuestras perspectivas y en lo personal mejora las relaciones con la pareja, hijos y amigos y nos ayuda en la resolución de conflictos para mejorar cualquier área de nuestra vida", apunta. 

 

¿QUÉ ACTITUDES SON COMUNES EN ESTAS PERSONAS?    

 

Valderrama expone las actitudes que tienen en común las personas creativas:    

 

* Muestran una gran curiosidad, investigan el entorno, se apasionan por aprender y descubrir.

 

* Se apasionan con lo que hacen, muestran un alto grado de compromiso con su profesión o vocación. Tienden a ser positivas, entusiastas y optimistas sobre el trabajo que están realizando y los problemas que están resolviendo.

 

* Son flexibles y abiertas al cambio, no tienen miedo a lo desconocido, les gustan las novedades, disfrutan de la variedad, evitan la monotonía y las tareas rutinarias. La flexibilidad también significa apertura mental, escuchar sin prejuicios puntos de vistas diferentes del propio y disfrutar y enriquecerse con la diversidad. 

 

* Son sensibles a retos y problemas. Enfocan los problemas de manera abierta, contemplan múltiples perspectivas de la situación, dedican tiempo a reflexionar e "incubar" sobre problemas y desafíos, atienden a su intuición y generan múltiples ideas y soluciones creativas. 

 

* Ven patrones ocultos y establecen nuevas conexiones entre elementos aparentemente desconectados. Es lo que llama Steve Jobs "conectar los puntos" en su inspirador discurso en la Universidad de Stanford, cuando nos relata la influencia decisiva de un curso de tipografía que eligió "por gusto" en la variedad y calidad de la edición de los ordenadores. También Leonardo Da Vinci observaba las similitudes entre las corrientes de agua, el movimiento del viento, el vuelo de los pájaros o la refracción de la luz.

 

* Toleran la ambigüedad y la incertidumbre, se encuentran cómodas en ambientes poco estructurados y pueden mantener durante más tiempo abiertos los problemas, por lo que no se conforman con la primera solución correcta. En lugar del pensamiento dicotómico de blanco o negro, son capaces de resolver paradojas y piensan en "blanco y negro" como propone la filosofía del Tao

 

* Son inconformistas, desafían la autoridad y el 'status quo', rompen las reglas y cuestionan las suposiciones comúnmente aceptadas. Son "independientes de campo", esto es, tienen capacidad de formar sus propias opiniones abstrayéndose del contexto espacial, temporal y social. 

 

* Son visionarias, ven posibilidades en lo aparentemente imposible, imaginan el futuro, se concentran en lo impensable, sueñan despiertos.    

 

* Modifican su entorno, no aceptan las cosas como vienen dadas, actúan para mejorar la realidad o innovar.

 

* Asumen riesgos, salen de su "zona de confort", experimentan, están dispuestos a incrementar su tasa de fracasos. Aprenden rápidamente de los errores. No tienen miedo al ridículo, no temen hacer preguntas tontas o que sus ideas sean calificadas de absurdas. La valentía requiere de optimismo para perseverar a pesar de los fracasos. 

 

Son tolerantes con las propias ideas y las de los demás. No son dogmáticas ni manifiestan prejuicios. Por lo tanto, aceptan en principio cualquier idea y cualquier otro tipo de pensamiento.

 

DESARROLLAR NUESTRAS ACTITUDES CREATIVAS    

 

"Todos, en mayor o menor medida, poseemos algunas de estas actitudes o podemos desarrollarlas", señala Valderrama, que indica que en la web de la editorial sobre su libro se puede encontrar un cuestionario para autoevaluar los rasgos de personalidad en relación con el perfil de actitudes de las personas creativas.

 

Una vez identificadas las actitudes que frenan nuestra creatividad, se puede elaborar un plan de desarrollo para las áreas en las que existe posibilidad de mejora respecto a este perfil.