¿Qué le pasa a la vida?

El recinto acogió la presencia de 932 cabezas de ganado (Foto: Chema Díez)

El mercado estuvo paradeo y con una asistencia menor de animales, por debajo de las 1.000 cabezas.

La mesa de vacuno de vida sigue a la baja; la llegada del frío ha dejado con pocas ganas a los cebaderos de comprar animales y eso se ha notado en el mercado con una disminución de la asistencia hasta los 932 animales, muy por debajo del nivel de las últimas semanas.

 

Los compradores pidieron mayores bajadas que los ganaderos (para variar) y la mesa se enzarzó en una discusión para terminar con una bajada de 0,03 euros para los machos y una repetición de las hembras pese a la oposición de los tratantes.

 

EL CEREAL, ESTABLE

 

Por su parte, la mesa de cereales mantiene la estabilidad de semanas pasadas y optóoptó por una repetición con un acuerdo unánime porque así lo indica el mercado. Así, trigo panificable, trigo para pienso, avena, cebada y centeno cotizaron al mismo precio, igual que lentejas, garbanzos y paja mientras que el maíz bajó un euro y el girasol tres.

 

LA PATATA "SE PUDRE"

 

Por otro lado, el sector de la patata se encuentra en una situación complicadas, ya que según los almacenistas, "el cultivo no puede guardarse más de tres o cuatro días porque se pudre. No podemos almacenar patata porque al segundo día ya se pone mala".

 

Este hecho dificulta mucho su salida al mercado, versión que no coincide con la de los agricultores, que ven el mercado con más recorrido y con un arranque rápido del tubérculo por excelencia. Finalmente, la jaerla bajó cinco euros su precio hasta los 145, con una repetición de la red scarlet y un comienzo de cotización de la agria a 170 euros por tonelada.