¡Qué calor...! A encender el ventilador