Puyol, una 'Roca' erosionada que le impide ser el Maldini del Barça

Múltiples lesiones de rodilla perjudican a uno de los mejores centrales y emblemas culés.

El jugador Carles Puyol Saforcada, nacido en La Pobla de Segur (Lleida) el 13 de abril de 1978, ha anunciado este martes en una comparecencia de prensa que dejará el FC Barcelona a final de temporada después de diecinueve años en el club (quince en el primer equipo) al que llegó con 17 y se irá con 36 pese a su deseo fallido de retirarse como blaugrana y ser el Paolo Maldini culé.


Puyol, conocido sobre todo en sus primeros años como la 'Roca', posteriormente apodado 'Tiburón' por el fallecido periodista Andrés Montes, ha visto como iba perdiendo importancia en el primer equipo debido a las lesiones, erosionando así su fortaleza y poderío y alejándole del sueño de jugar en el FC Barcelona hasta los 40 años, como su ídolo y referente Maldini en el AC Milan.

No obstante, Puyol será recordado siempre como un referente, un emblema e historia viva del FC Barcelona, como un eterno capitán venerado por afición, técnicos, compañeros e incluso rivales. El '5', que debería ser retirado en su honor, ha ganado en sus casi dos décadas en el club 21 títulos, aunque tuvo que esperar hasta la temporada 2004/05 para ganar y levantar al cielo, ya como capitán, su primera Liga.

Y es que una de las características de Puyol, más allá de su fuerza, entrega, carisma, liderazgo y su irrenunciable capacidad de recuperación y resurgimiento, es su tesón y hambre de títulos. Él, como Xavi, han visto la peor y la mejor cara del FC Barcelona, han vivido en épocas de sequía en que no se ganaba nada y han pasado a liderar al que posiblemente será el mejor Barça de la historia, el que con Pep Guardiola en el banquillo lograron el histórico 'triplete' en la campaña 2008/09.

Desde su llegada al club en 1995, y tras 83 partidos con el filial, Puyol subió al primer equipo de la mano de Louis van Gaal para ya no dejarlo hasta ahora, hasta final de esta temporada. Por el camino, que no ha sido de rosas, Puyol se ha ganado a pulso el corazón de los blaugranas, idolatrando a un jugador bruto, de aspecto tosco y muy de 'pagès', que se dejaba la piel, la cara y los pómulos en cada acción.

Tras empezar como lateral derecho, encumbrándose con un marcaje férreo a Luis Figo en el regreso del luso al Camp Nou como jugador del Real Madrid, se mudó al eje de la zaga para convertirse, pues ya lo es, es uno de los mejores marcadores centrales de la historia blaugrana y del fútbol mundial. Su garra y su velocidad, su colocación y entrega, su incansable lucha harán que muchos olviden que dentro del 'once ideal' del Barça es, seguramente, quien peor trato daba al balón.

Pero serán sus goles de cabeza, su beso al brazalete de capitán con la 'senyera' catalana y escudo blaugrana en el Santiago Bernabéu, las múltiples ocasiones en que salió al campo con máscara o incluso la parada que hizo con el pecho en un partido europeo, algunos solo de los detalles que serán recordados del capitán. Los títulos le encumbrarán, le harán formar parte de la historia, pero estos detalles quedarán a buen seguro en la retina de miles de barcelonistas y aficionados.

LAS RODILLAS ACABAN CON SU SUEÑO

No obstante, esta roca se erosiona y lo hace con las rodillas como 'talón de Aquiles'. Ha sufrido más de 30 lesiones en 15 temporadas en el primer equipo, y ocho de ellas, las más importantes, en las rodillas. En la derecha arrastra molestias, no acaba de estar bien, y de ahí que haya tomado esta decisión, pues si bien quería continuar, ya avisó de que no quería ser una carga para el Barcelona, su único club hasta ahora en su prolífica carrera.

En 593 partidos con la camiseta blaugrana, el segundo con más duelos oficiales disputados tras Xavi Hernández, se ha ganado también la confianza por ser honesto. El 17 de diciembre de 2012 comentó en rueda de prensa su intención de jugar hasta los 40, pero sin "arrastrarse". El 22 de enero de 2013, al firmar su renovación hasta 2016, ya avisó que era importante firmar pero que lo era más "cumplir". Pues bien, no podrá hacerlo finalmente, pese a superar una última gran lesión que le tuvo siete meses apartado del equipo.

REFERENTE EN LA SELECCIÓN

Por otro lado, Carles Puyol ha sido un fijo en la selección española, de la que todavía no se ha retirado. El blaugrana ha participado en los Mundiales de 2002, 2006 y 2010, cuando España se proclamó en Sudáfrica campeona del Mundo por primera vez en su historia. También participó en las Eurocopas de 2004 y 2008, esta última como ganador. Se perdió, eso sí, la de 2012 por lesión en la rodilla aunque fue partícipe del éxito.

Así, su palmarés es excelente. A nivel de club, con el FC Barcelona, ha ganado de momento 6 Ligas (2005, 2006, 2009, 2010, 2011 y 2013), 3 Ligas de Campeones (París 2006, Roma 2009 y Londres 2011), 2 Copas del Rey (2009 y 2012), 2 Supercopas de Europa (2010 y 2012), 6 Supercopas de España (2006, 2007, 2010, 2011, 2012 y 2014) y 2 Mundiales de Clubes (2010 y 2012). Con España, ha ganado 1 Mundial (2010) y 2 Eurocopas (2008 y 2012).