Puñetazo encima de la mesa de la mejor UD Salamanca

El equipo dejó claro que se puede creer en este grupo deportivamente. Las imágenes, en esta GALERÍA




Partido soñado el que ha firmado la UDS ante el Real Oviedo. Tras una difícil semana con rueda de prensa incluida en la que la plantilla reclamaba sus salarios pendientes, el equipo blanquinegro saltó al campo hipermotivado para sumar tres puntos más que les mantienen en puestos de play off y ante un rival de la entidad del Real Oviedo.

En las gradas del Helmántico, la mejor entrada de la temporada con 5.204 espectadores, de los que casi 1.000 eran ovetenses: ruidosos y fieles. Animados por los primeros cánticos de los foráneos, el duelo en la grada fue tan bonito como en el campo, mostrando ambas aficiones que ninguna de los dos merece estar en Segunda división B.

Así las cosas, al Salamanca le pudo sorprender la fuerte salida de su rival, que en los diez primeros minutos tuvo varias ocasiones de gol hasta que en el 13, Iker Alegre hizo el primer tanto de cabeza tras un córner botado desde la derecha por Manu Busto.

Fue el momento más crítico del partido para los locales, que tenían que dar la vuelta al marcador y, además, en un momento en el que la presión extradeportiva es muy fuerte alrededor del equipo.

Sin embargo, en esta temporada la UDS ha demostrado que no se viene abajo y el equipo charro, lejos de amedrentarse, comenzó a tocar con gusto en el medio del campo para llegar con criterio arriba, lo que el público agradecía con aplausos.

Llegaban ya las ocasiones claras para la UDS cuando en el minuto 26, un defensor ovetense derribó a Piojo cuando éste se internaba por la derecha en el área. Igor de Souza lograba transformar la pena máxima –con paradina incluida- y llevaba el empate al marcador.

Una banda derecha charra de ensueño

A partir de ese momento, la UD Salamanca se vino arriba y fue restándole méritos al Oviedo. La banda derecha de los charros era un verdadero puñal para su rival, ya que todo el peligro venía desde allí. La posesión era blanquinegra completamente, con un centro del campo en el que Víctor Andrés y Pablo de Lucas se hacían grandes y Piojo lograba romper una y otra vez a su lateral.

Con el paso del descanso, la Unión siguió en este ritmo marcado y, apenas al minuto de la reanudación, Pablo de Lucas sumó su primer gol de la temporada precisamente arrancando desde la banda derecha unionista. El centrocampista –confeso seguidor sportinguista- se señaló el escudo de la UDS ante los seguidores ovetenses, lo que encendió al público visitante.

Tras dar la vuelta al marcador, llegaron los mejores minutos de la UDS. Otra ocasión para De Lucas, que se fue de varios contrarios en el área pero disparó demasiado cruzado; de Piojo, que disparó al palo o de Zubiaurre, al que se le fue por poco, fueron algunas de las ocasiones claras de gol de los de Gorka Etxeberria en estos minutos.

 Apenas 10 minutos después del segundo tanto unionista llegó el tercero, que partió otra vez de los pies del capitán blanquinegro Pablo de Lucas en el minuto 57. El mediocentro volvió a hacer el mismo gesto que en el tanto anterior, lo que ha provocado algún que otro comentario en las redes sociales de los ovetenses. Un consejero del club azulón, incluso, ha llamado “cretino” al jugador blanquinegro pidiendo una sanción para los jugadores que celebran los goles provocando al público rival.

Anécdotas aparte, los últimos 15 minutos de partido fueron de lo mejor que han visto los aficionados charros en el Helmántico en los últimos años, en lo que a fútbol se refiere. Toques en corto, posesiones infinitas, cambios de juego… la UDS hacía lo que quería con el balón, sientiéndose cómoda sobre el tapete, jugando a placer.

Llegaron los cambios en la recta final del encuentro y el público agradeció el esfuerzo a sus jugadores despidiéndoles puestos en pie con aplausos.

Al final, comunión entre equipo y grada, que terminó cantando “¡Los jugadores tienen que cobrar!”, mientras el conjunto charro les aplaudía desde el centro del campo.

Ahora, con la cuenta atrás puesta en marcha, solo queda esperar esta semana para saber si los despachos se unen a la fiesta que jugadores y aficionados han organizado esta temporada.

FICHA DEL PARTIDO

1 UDS: Mario Villoria, Zubiaurre, Pol Bueso, José Ángel, Piojo (Pablo Gómez, min. 70), Víctor Andrés (Ladero, min. 84), Igor de Souza (De la Nava, min. 76), De Lucas, Coque, Lázaro y Borja Sánchez.

3 REAL OVIEDO: Dani Barrio, Javi Cantero, Baquero, Aitor Sanz, Iker Alegre (Jandro, min. 64), Pascual (Aquino, min. 52), Cervero (Óscar Martínez, min. 69), Manu Busto, Cerrajería, Owona, Mantovani.

GOLES: 0-1, min. 1: Alegre. 1-1, min. 26: Igor de Souza (p). 2-1, min. 46: De Lucas. 3-1, min. 57: De Lucas.

ÁRBITRO: Vizuete Sánchez (C. Andaluz). Mostró tarjetas amarillas a Lázaro, Baquero e Iker Alegre.

INCIDENCIAS: PArtido disputado en el estadio Helmántico ante 5,204 espectadores.