¿Puede ser un militar el próximo jefe de los bomberos de Salamanca?

Pancarta que desplegaron los bomberos en febrero en protesta por el gasto en la 'torre de fuego'.

El Ayuntamiento prepara las bases del concurso para sustituir al último jefe de Bomberos, que presentó su renuncia hace unas semanas. Los sindicatos denuncian que está decidido abrir el puesto a militares de carrera.

El Ayuntamiento de Salamanca prepara desde algunas semanas las bases para cubrir la plaza de jefe del parque de Bomberos, toda vez que que su titular, Julián Rivero, ha renunciado al cargo hace unas semanas para incorporarse a otro puesto. Nombrado por Alfonso Fernández Mañueco en enero de 2012, su marcha obliga a cubrir el puesto y el Consistorio se apresta a diseñar el concurso que, según parece, abrirá la puerta a que un militar de carrera pueda ser el próximo jefe del servicio de extinción de incendios de la capital.

 

La renuncia del actual jefe se produjo hace unas semanas y ha estado un tiempo sobre la mesa del concejal responsable del área de Régimen Interno, es decir, del personal municipal, que no es otro que Fernando Rodríguez, concejal también de Policía, Bomberos y Protección Civil. Una vez aceptada, se puso en marcha el trabajo para diseñar las bases que regirán el concurso para cubrir esta plaza. Según denuncia la sección sindical de CCOO en el Ayuntamiento de Salamanca, el equipo de Gobierno no está contando con los sindicatos en la elaboración de estas bases, pero a pesar de ello ha trascendido que se incluye que militares de carrera puedan presentarse y aspirar al puesto.

 

Esta posibilidad viene dada por la modificación del estatuto básico del empleado público, impulsada en septiembre de 2014 y que abría la posibilidad de que militares de carrera accedieran a puestos de las administraciones públicas. La disposición adicional duodécima de esta reforma reza que "El personal militar de carrera podrá prestar servicios en la Administración civil en los términos que establezca cada Administración Pública en aquellos puestos de trabajo en los que se especifique esta posibilidad, y de los que resulten adjudicatarios, de acuerdo con los principios de mérito y capacidad, previa participación en la correspondiente convocatoria pública para la provisión de dichos puestos"

 

Así que si, como parece, el Ayuntamiento decide incluir esta posibilidad en las bases para cubrir la plaza el próximo jefe del cuerpo de extinción de incendios de Salamanca puede ser un militar de carrera. Curiosamente, el Consistorio ha cubierto recientemente una plaza de sargento para el cuerpo de bomberos en cuyas bases se especificaba que solo podían presentarse funcionarios del Ayuntamiento que estuvieran en activo en el servicio de extinción de incendios, en el grado de cabo.

 

Esto es algo a lo que CCOO ha mostrado su oposición y que hará constar al equipo de Gobierno, junto a su queja por la falta de información sobre el proceso para cubrir una plaza que, aunque de servicios especiales, es de la administración local. Por ello el sindicato va a pedir que sea cubierta con la participación de los funcionarios del Ayuntamiento y evitar que un militar de carrera esté al frente del cuerpo de bomberos.