¿Puede despedirte tu empresa a través de WhatsApp?

Teléfono

Actualmente los empresarios curiosean en nuestros perfiles para saber de qué pie cojeamos y cualquier tuit, comentario o descripción de nosotros mismos puede traernos consecuencias, como por ejemplo un despido, pero, ¿es legal el despido en sí a través de estas redes sociales? ¿Tu jefe puede despedirte mandándote un mensaje a través de WhatsApp?

Twitter, Facebook, WhatsApp, Line, Skype, LinkedIn... Mitad de nuestra vida ya está en estas redes sociales. Ligamos, nos informamos, discutimos con desconocidos, conseguimos contactos profesionales, desparramamos nuestro “humor”..., es decir, hacemos lo que viene siendo un poco de todo, porque para ello han nacido estas plataformas. Su poder es tal que gracias a ellas podemos conseguir hasta un puesto de trabajo.

 

A estas alturas raro es que tu jefe no te informe de algún que otro trabajo para hacer a través de WhatsApp. Las relaciones laborales han cambiado casi tanto como las sociales con las nuevas tecnologías y ahora levantamos menos el teléfono de la oficina y tenemos más mensajes de WhatsApp en el teléfono –y eso sin contar los grupos de “amigos” del trabajo-.

 

No obstante, no se deben de pasar ciertos límites y, de hacerlo, hay que tener muy claro lo que está permitido por la ley y lo que no. Así, un despido a través de una red social como WhatsApp no es legal, “no tiene validez legal, ya que para que un despido se pueda considerar válido el Estatuto de los Trabajadores exige que la comunicación se haga por escrito y de manera fehaciente”, aseguran desde la empresa de asistencia jurídica Legálitas.

 

“Para que un despido pueda prosperar en su causa y ser procedente debe ser comunicado por escrito, en la carta que se debe entregar al trabajador deben figurar los hechos que motivan el despido y la fecha de efectos. El empresario debe comunicar a los representantes de los trabajadores, si los hubiere, el despido realizado”.

 

Por lo tanto, la rapidez de WhatsApp no sirve para estos casos. Aunque tu jefe te diga que estás despedido a través de la aplicación de mensajería la decisión no tendrá validez legal si no te envía la correspondiente carta de despido en la que se detallan datos como “la fecha de efecto del despido y los argumentos que motivan esa decisión”.

 

Como también indica Legálitas, el despido se puede reclamar y el plazo para hacerlo es de 20 días hábiles desde la fecha de efectos del despido (considerándose inhábiles sábados, domingos y festivos, además del 24 y 31 de diciembre, según el Estatuto de los trabajadores).