Publicada la convocatoria de ayudas en 2012 contra los daños causados por lobos y perros asilvestrados

La finalidad de dichas ayudas es compensar los daños producidos dentro del territorio de Castilla y León por lobos y perros asilvestrados al ganado vacuno, ovino, caprino y equino
El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) recoge hoy la orden de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente que convoca para el año 2012 las ayudas para paliar los daños producidos en Castilla y León por lobos y perros asilvestrados al ganado y para compensar el lucro cesante y los daños indirectos originados por ataques de lobo a dicho ganado.

La finalidad de dichas ayudas es compensar los daños producidos dentro del territorio de Castilla y León por lobos y perros asilvestrados al ganado vacuno, ovino, caprino y equino, y conseguir así, junto con otra serie de medidas, la conciliación del lobo con los usos ganaderos de la región, en especial, con la ganadería extensiva.

El Plan de Conservación y Gestión del Lobo en Castilla y León, aprobado por Decreto 28/2008, de 3 de abril, constituye el marco jurídico en el que se establecen todas las medidas tendentes a garantizar la conservación del lobo y a mejorar la compatibilidad de la especie con la ganadería extensiva, de forma que ésta no se convierta en un elemento más que pueda contribuir a disminuir la viabilidad económica de las explotaciones ganaderas castellanas y leonesas.

En este sentido, y sin perjuicio de los supuestos de resarcimiento encuadrados en otros mecanismos de indemnización, se establecen unas ayudas para compensar las franquicias de los seguros que cubran los daños ocasionados en las explotaciones ganaderas por lobos o perros asilvestrados y, en los supuestos en los que se acredite que los daños han sido ocasionados por lobos, se compensará el lucro cesante y los daños indirectos.

Por todo ello, con el fin de agilizar los pagos derivados de estas ayudas y dar cumplida satisfacción a la finalidad perseguida por las mismas, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente tiene contratada una póliza de seguro de accidentes de ganado, a través de una compañía aseguradora, que permite conseguir tales fines.

De conformidad con lo establecido en el artículo 3 de la Orden MAM/1751/2005, de 23 de diciembre, podrán ser beneficiarios de las ayudas convocadas en esta orden los ganaderos o titulares de explotaciones de ganado vacuno, ovino, caprino y equino, cuyo ganado haya sufrido daños causados por lobos o perros asilvestrados, en el período comprendido entre el 1 de enero de 2012 y el 31 de diciembre de 2012, ambos inclusive, que tuvieran o tengan vigentes, en el momento de producirse el daño, las pólizas correspondientes.

Las cuantías máximas que podrán concederse por siniestro, sin perjuicio de lo indicado en el párrafo 3 de este apartado, para los casos de ataques de lobo, son: ganado vacuno, 770,00 euros; ganado ovino y caprino, 300,00 euros, y ganado equino, 440,00 euros.