PSOE y PP se ponen de acuerdo para mejorar las normas urbanísticas

Un momento del pleno celebrado en el Ayuntamiento de Peñaranda de Bracamonte

El Partido Socialista y el Partido Popular aprobaron esta solicitud con el objetivo de posibilitar de la implantación de empresas que podrían crear un centenar de puestos de trabajo

Los dos grupos políticos con representación municipal en el Ayuntamiento de Peñaranda votaron a favor de solicitar a la Comisión territorial de Medio Ambiente y Urbanismo la devolución de las normas en su aprobación provisional. 

 

La alcaldesa de Peñaranda, Carmen Ávila de Manueles, argumentó esta decisión en que “existe la posibilidad de la implantación de proyectos en los próximos años que crearían  100 puestos de trabajo directos más los indirectos, en un momento en los que el problema del desempleo es uno de los más graves”. 

 

La portavoz del Partido Popular, Carmen Familiar, explicó que se sumarían a la propuesta si en el próximo pleno “se revocan las normas provisionales comunicándose a los interesados y órganos afectados; que se hagan los cambios oportunos con criterios objetivos basados en el interés general, abriendo un nuevo periodo de información pública y que se acompañe de los informes jurídicos y técnicos preceptivos”. “Entendemos que es una necesidad que se tenga que hacer una serie de modificaciones en las normas porque es necesario para Peñaranda que se generen puestos de trabajo” añadió la portavoz del PP. 

 

Por su parte, el concejal socialista, Isidro Rodríguez Plaza, adelantó que los cambios previstos son, por un lado, modificación de la clasificación de una parcela de aproximadamente 3,2 hectáreas que se encuentra actualmente rodeada de suelo urbano residencial e industrial y que en la aprobación provisional figura como suelo urbanizable residencial, por lo que se propone es calificar parte de la parcela en suelo urbano industrial y el  resto urbano residencial. 

 

Otro de los cambios tiene que ver con la ampliación de suelo urbanizable industrial en la parcela colindante a una empresa repostera de la ciudad, además, del cambio de suelo rústico a suelo urbanizable industrial de una parcela entre antigua Carretera Nacional 501 y la circunvalación. 

 

Rodríguez Plaza explicó que “consideramos que los cambios en las normas son lo suficientemente importantes como para abrir un nuevo periodo de información pública con el fin de garantizar la máxima participación ciudadana”. Además, añadió que realizan esta solicitud “actuando en favor del interés general de los peñarandinos, que en este caso, dada la trascendencia que tiene desde el punto de vista económico y social, entendemos absolutamente necesario proceder, siempre desde la legalidad, a impulsar las modificaciones propuestas”.