PSOE pide que se incluyan ayudas a autónomos y emprendedores en el Plan de Empleo 2014

La solicitud se ha presentado en el pleno de la Diputación pero no ha sido debatida

El Grupo Socialista en la Diputación de Salamanca ha solicitado que se incluyan ayudas a autónomos y emprendedores que comiencen nuevos proyectos en el ámbito rural dentro del nuevo Plan de Empleo anunciado por el Ejecutivo provincial para 2014.

 

El diputado socialista José Francisco Bautista ha sido el encargado de presentar esta moción en el pleno, un documento que finalmente no ha sido debatido durante la jornada al rechazarse la “urgencia” por el Grupo Popular y no haber sido incluida su debate en la sesión.

 

Según ha avanzado José Francisco Bautista, el plan de empleo presentado esta misma semana por el presidente de la Administración, Javier Iglesias, precisa de otras medidas como la introducción de un fondo inicial de 600.000 euros para pagar cuotas de emprendedores y autónomos que se instalen en la provincia, y de otros 100.000 euros más para las comarcas de Ciudad Rodrigo y Vitigudino.

 

Inicialmente, el nuevo plan de empleo para 2014 contará, tal y como ha avanzado el presidente de la Diputación, con unos cinco millones de euros, que permitirá la creación de unos 1.200 nuevos trabajos para desempleados de la provincia.

 

Esta medida se llevará a cabo por tercer año consecutivo con financiación directa de la institución y contará con un 20 por ciento más de presupuesto que en la edición actual. El desembolso total será repartido entre todos los municipios de la provincia –a excepción de la capital- según el número de habitantes con los que cuente cada municipio.

 

No obstante, el reparto no será con una cantidad asignada por vecino, sino que se cuidará especialmente a las localidades más pequeñas con unas aportaciones que irán desde los 6.829 euros para Villasdardo, que suma 17 empadronados, hasta los 164.238 euros para los tres municipios más poblados, que son Santa Marta de Tormes, Ciudad Rodrigo y Béjar.

 

La idea es que el pago a cada municipio, siempre que lo acepten sus representantes municipales, se haga efectivo en su totalidad en febrero o primeros de marzo y luego las corporaciones tendrán hasta finales de año para justificar en qué han gastado esa aportación.

 

Los requisitos obligarán a que al menos el 50 por ciento del total de la ayuda se destine a contratación de personal, y la otra parte podrá dedicarse a lo mismo, a la prestación de servicios, a inversiones o al pago de la parte municipal de los planes provinciales.

 

Noticias relacionadas