PSOE, Ganemos y C's se niegan a aprobar los sobrecostes del parque de Garrido

La oposición deja en manos del equipo de Gobierno la decisión de sacar a concurso el nuevo proyecto, que costará 600.000 euros de fondos municipales. PSOE y Ganemos se oponen, C's se abstiene y el PP tendrá que asumir en solitario si lo licita por decreto o no.

La oposición ha mostrado su rechazo a los planes del equipo de Gobierno para el parque de Garrido y ha dejado como no informado el asunto en la comisión informativa de Contratación de esta mañana. La postura tomada es una manera de dejar para el PP la total responsabilidad de decantarse por una reforma que costará 600.000 euros al Ayuntamiento cuando el proyecto original no costaba nada y la empresa que lo tenía que haber hecho ha insistido en que lo asumiría sin coste. Por contra, el equipo de Gobierno ha decidido quitarle la obra y licitarla.

 

Hoy el equipo de gobierno ha hecho entrega a los grupos municipales de la documentación que en la anterior comisión había solicitado el grupo Ganemos sobre el nuevo proyecto de las obras del parque de Garrido. Como ya desveló este grupo, en esa documentación se reflejan unas alegaciones del actual adjudicatario de las obras (SANTHER) que se compromete a la terminación total de las obras sin coste para el Ayuntamiento. Esta empresa es la concesionaria del contrato para el parking y el parque y ofreció un proyecto muy similar al actual, que ya fue presentado por el alcalde, en el que asumía el coste del nuevo parque.

 

Sin embargo, el equipo de Gobierno se ha empeñado en otro proyecto con muy pocas diferencias, pero que cuesta mucho más, hasta 1,5 millones entre ejecución material y trámites. Entre otras cosas, incluye papeleras de 471 euros, un banco de 93.000 y una fuente transitable de 116.000 euros. Para ello, decidió asumir el proyecto y quiere licitar la obra de nuevo; el pretexto, asegurar su finalización a tiempo, a pesar de que lleva más de un año de retraso y de que no estará terminado hasta marzo o abril.

 

En la votación del asunto en comisión, Ganemos y PSOE se han opuesto y Ciudadanos se ha abstenido, y el asunto ha quedado como no informado. Ahora la pelota está en el tejado del PP: puede aprobar la licitación de la obra por decreto, como sí ha hecho con otras cuestiones alegando las competencias propias del alcalde. La decisión es, no obstante, de coste millonario.