¿Proteger el Patrimonio? Lo que importa es lo que importa