Protagonismo salmantino en el subcampeonato de Castilla y León en el Nacional de Fútbol 7 inclusivo

Equipo de Castilla y León

El equipo castellano y leonés ha finalizado en segunda posición del Campeonato de España de F7 inclusivo, gracias al trabajo de los jugadores burgaleses, salmantinos y vallisoletanos que han conformado la selección.

Albacete se ha convertido en una de las mecas de la inclusión deportiva de las personas con discapacidad intelectual. La capital albaceteña, a través del Campeonato de España de Fútbol 7 Unificado, reúne desde hace cinco años a los mejores futbolistas con discapacidad del panorama nacional. Entre ellos, los jugadores de la selección de Castilla y León, quienes disfrutaron de la fiesta de la inclusión deportiva del 23 al 27 de octubre.

 

El equipo autonómico participó con éxito en la cita organizada por la Federación de Deportes de Personas con Discapacidad Intelectual de Castilla La Mancha, y logró una meritoria segunda plaza en la Primera División. El subcampeonato nacional se convirtió en un acicate para el proyecto integrador de la Federación Polideportiva de Discapacitados de Castilla y León (Fecledmi), que conjuntó a jugadores de Burgos, Salamanca y Valladolid.

 

El combinado castellano y leonés superó la fase preliminar con sendos 2-0 ante Andalucía y la Fundación Espurna, de Gandía (Valencia). En el primer encuentro, el protagonismos fue para los goleadores salmantinos Carlos Rodríguez y Miguel Ángel Sánchez, ambos con dilatada experiencia en compromisos nacionales e internacionales; mientras que en el segundo encuentro ante los levantinos, el peso goleador lo asumió el burgalés Ismael Domínguez, quien anotó los dos tantos.

 

En el primer encuentro, el equipo de la burgalesa Sandra Velasco no pudo pasar del empate a cero ante el Levante. En este partido destacó el guardameta del Adas Salamanca, José Gabriel Vicente, quien mantuvo su portería impoluta gracias a sus reflejos en varios mano a mano con los arietes del equipo granota.

 

En el segundo partido de un formato de liguilla, la selección cayó 3-1 con el Apanas, en un choque en el que los toledanos se encomendaron al despertar goleador de Christian Epitié, quien se convirtió en el mejor reflejo del Campeonato y el proyecto de fútbol unificado. El delantero con discapacidad dio un recital de desmarques, velocidad y acierto, que le permitió convertirse en el mejor futbolista del torneo.

 

Epitié lideró al equipo manchego hasta el título con sus triunfos ante Levante y el equipo de Fecledmi, mientras que la segunda plaza se decidió entre levantinistas y castellanos y leoneses. En el partido de vuelta, Fecledmi se impuso 2-1 al equipo granota, con una nueva gran actuación del guardameta salmantino, mientras que en el último partido del Campeonato, el equipo de Velasco cayó de nuevo 3-1 ante el Apanas.

 

La selección de Castilla y León consiguió la segunda plaza en una cita con 250 futbolistas con y sin discapacidad, dividida en varias divisiones, y que en el caso autonómico sirvió para ver el desparpajo de futbolistas muy jóvenes, como el caso de Marcelo Sedano, de tan solo 17 años.