Proponen un ascensor que conecte la Luna y la órbita terrestre

Un ascensor en la Luna podría reducir radicalmente los costes y mejorar la fiabilidad de las misiones en nuestro satélite. 

Una estructura así haría posible el transporte de suministros y materiales de la superficie de la luna hasta la órbita de la Tierra y viceversa. De hecho, valiosos recursos podrían ser extraídos de la Luna y luego enviados a la órbita de la Tierra con más facilidad que si se el transporte se realizase con cohetes.

Este proyecto está siendo desarrollado por el grupo LiftPort de Seattle, Washington. El concepto para la construcción de una infraestructura lunar de ascensor espacial se basa en el uso de un vehículo que circula hacia arriba y abajo atado a un cable en forma de cinta que es parte de una estación de anclaje en la superficie lunar.

El grupo prevé un cohete lanzado desde la Tierra a un Laboratorio de Picogravedad ubicado en un punto del espacio exterior denominado Lagrange, donde la carga se transfiere a la grúa robótica y suavemente es transportada a la superficie de la Luna para montar la base del sistema. Una vez en pleno funcionamiento, el ascensor lunar podría llevar equipos y personal hasta la luna, a un ritmo de tres docenas de astronautas por año en los primeros años de funcionamiento del ascensor.

"Estamos haciendo un progreso constante ", dijo Michael Laine , presidente del Grupo LiftPort. "Creo que la Luna ha vuelto a recuperar la atención en el último año", dijo Laine a Space.com Laine

Jerome Pearson, presidente de STAR, otra firma interesada en el proyecto, avisa del reto de producir las grandes cantidades de compuestos de nanotubos de carbono de alta resistencia requeridos; la dinámica de una estructura de 100.000 kilómetros de largo, y los problemas de la basura especial en torno a la Tierra que podría destruir la cinta del ascensor espacial.

Para solventar estos problemas, Pearson dice que "el ascensor espacial lunar puede ser construido de materiales compuestos de alta resistencia existentes sin esperar a los nanotubos de carbono adecuados, y su dinámica se puede probar en la Luna, donde no pondrá en peligro a los satélites en órbita terrestre baja o geosíncrona ", dijo Pearson, que también es optimista respecto a las nuevas técnicas para retirar escombros espaciales.

Además, el ascensor espacial lunar puede entregar enormes cantidades de regolito lunar a la órbita terrestre alta, que podría ser utilizado para el contrapeso del ascensor espacial.

Este experto destaca que la infraestructura podría proporcionar desde la Luna no solo regolito, sino agua polar lunar y posiblemente helio, lo que hace atractiva económicamente esta estructura a partir del año 2025.