Proponen en el Senado un plan para la dehesa con 305 millones

Consejera de Medio Ambiente. El objetivo es la protección de un paisaje singular que en Castilla y León ocupa 500.000 hectáreas.
L. L. y agencias

La vicepresidenta primera y consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz, propuso ayer en el Senado la puesta en marcha de un Plan Nacional de la Dehesa, dotado con 305 millones de euros, para proteger este paisaje singular español, que en la Comunidad ocupa 500.000 hectáreas.
“Lo que necesitamos son acciones, no leyes”, destacó la consejera durante su intervención en la Ponencia de Estudio sobre la protección del ecosistema de la dehesa, constituida en el seno de la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca.

Ruiz subrayó que el plan nacional serviría de marco coordinador e impulsor entre agentes sectoriales y entre las comunidades autónomas, además de con Portugal y la Comisión Europea. En opinión de la consejera, debería ser un programa participado a partes iguales por la Unión Europea, a través de la Política Agraria Común (PAC), el Estado y los gobiernos autonómicos, con un periodo de vigencia de veinte años, de 2010 a 2030.

La portavoz castellana y leonesa destacó que “no se requiere ampliar la superficie protegida sino hacer efectiva la protección ya existente”, que afecta al treinta por ciento de la superficie de dehesa en España, además de revisar el sistema de ayudas. Teniendo en cuenta que el noventa por ciento de la dehesa es de propiedad particular, la consejera propuso ayer la firma de contratos territoriales con los propietarios sobre la base de planes de gestión. El titular recibiría una media de 45 euros por hectárea y se comprometería a gestionar el terreno, regenerar el arbolado, densificar o repoblar rasos. En total, Ruiz defendió la elaboración de planes de gestión sobre cuatro millones de hectáreas de dehesa, la concentración parcelaria de otras 750.000; regenerar el arbolado de 100.000 hectáreas al año; densificar 50.000 anualmente y repoblar la misma cantidad. “También deberíamos promover la transformación de tierras de cultivo en dehesas, a un ritmo de 50.000 hectáreas al año”, añadió.

Entre las medidas complementarias, la consejera propuso crear un Registro Nacional de Dehesas, similar al que tiene Extremadura; impulsar la promoción de productos de calidad y luchar contra el fraude. “Salvo en una coyuntura desfavorable como la actual, sus producciones, como jamón, carne, corcho, caza, miel y leña, son competitivas, de calidad y apreciadas”, destacó Ruiz. embargo, la consejera reconoció que el sistema está exhausto porque “las dehesas están envejecidas y debilitadas” tras décadas de intenso uso. En los últimos años están proliferando las enfermedades e incluso la muerte de muchos árboles, en un proceso complejo que se conoce como ‘la seca’ de la dehesa.

La consejera acudió a petición del Grupo Popular, al igual que José Ramón Alonso Sarró, secretario de la Asociación Ganadera 19 de Abril. También comparece hoy la conseje