Proponen 145.000 euros de multa para el restaurante que dejó fumar

Vulnerar la Ley Antitabaco. La Junta andaluza sancionará al Asador de Guadalmina de Marbella por no respetar la nueva normativa. Balance. El 98,4% de los establecimientos hosteleros la cumple
AGENCIAS
La Junta de Andalucía ha propuesto imponer una sanción de 145.000 euros al restaurante Asador de Guadalmina de Marbella, que se negó a aplicar la Ley Antitabaco, por falta muy grave al incumplir reiteradamente un requerimiento de la autoridad sanitaria y le ha comunicado la posibilidad de cierre del local.

La delegación provincial de Salud notificó ayer al propietario, José Eugenio Arias, la propuesta y la posibilidad de medidas cautelares como el cierre al considerar que “la actitud de este hostelero supone un quebranto de la Ley General de Sanidad”, según un comunicado de la administración autonómica.

Le advierte de que, iniciado el procedimiento sancionador, el órgano competente para resolver podrá adoptar –mediante acuerdo motivado– y como medidas provisionales, entre otras, la suspensión total o parcial de la actividad; la clausura de centros, servicios, establecimientos o instalaciones y la exigencia de fianza. La notificación se produce tras la resolución del expediente incoado por incumplimiento de la ley “al obviar de manera reiterada el requerimiento de la autoridad sanitaria”, trámite cuyo inicio se le comunicó el pasado 7 de enero y contra lo que el dueño presentó alegaciones.

Los hechos suponen, según la Junta, el incumplimiento del artículo 35 C.4 de la ley 14/1986 de 25 de abril General de Sanidad, según el cual se considera infracción muy grave “el incumplimiento reiterado de los requerimientos específicos que formulen las autoridades sanitarias”. La notificación informa al propietario de que “la sanción se produce atendiendo al grado de intencionalidad, ya que el interesado en todo momento es consciente de la infracción que está cometiendo y en ningún momento manifiesta que va a deponer su actitud”. Iniciado el procedimiento sancionador –se indica– que podrán adoptar medidas provisionales “necesarias para asegurar el cumplimiento de la resolución que pudiera recaer y, en todo caso, para asegurar el cumplimiento de la legalidad y salvaguarda de la Salud Pública”.

Tras comunicársele el expediente, se le concede un plazo de quince días para formular alegaciones y aportar los documentos e informes que estime convenientes. En el expediente de la Junta la infracción “muy grave” por el incumplimiento reiterado de los requerimientos podía suponer una multa de entre 10.001 y 600.000 euros.

Avisos al establecimiento
La Administración autonómica requirió oficialmente al dueño del asador que depusiera su actitud, retirara los carteles que colocó y que incitaban al tabaco y cumpliera la normativa. Al dar a conocer la notificación del inicio del expediente el pasado 7 de enero, la Junta explicó que el asador podría enfrentarse a otro procedimiento sancionador por parte del Ayuntamiento de su ciudad por desobedecer la Ley Antitabaco.

Un mes después de la entrada en vigor de la Ley Antitabaco un 98,4 por ciento de los establecimientos hosteleros estaría cumpliéndola, aunque el restante 1,6 por ciento (unos 5.000 establecimientos) continuaría permitiendo fumar a sus clientes de forma esporádica o habitual. Ésta es una de las conclusiones de un estudio llevado a cabo por la consultora GfK sobre la aplicación de la ley y que también revela que un 5 por ciento de los españoles afirma haber visitado al menos un local en el que se ha fumado de una manera esporádica y han reducido su consumo en hostelería en seis euros por persona.