Promesas que no valen nada... y Salamanca hecha un cuadro

La estatua de Rafael Farina ofrece esta imagen desde la madrugada del domingo al lunes y no ha habido atisbo de limpieza

El plan de limpieza contra las pintadas vandálicas que se presentó como una de las medidas estrella del Partido Popular de Salamanca en las elecciones de mayo de 2015 no funciona. Las últimas sobre estatuas como la de Farina o Pepe Ledesma siguen sin limpiarse.

En las últimas elecciones municipales el que fue candidato del Partido Popular Alfonso Fernández Mañueco presentó como uno de sus 'proyecto estrella' el Plan de Eliminación de Pintadas por barrios para mejorar la imagen de la ciudad. Un plan que según aseguró tenía como uno de los objetivos el de "proteger el patrimonio".

 

Un año después las pruebas demuestran que el Plan ni está ni se le espera. Entonces se apuntaba que se intensificaría la lucha y limpieza contra las pintadas con medidas concretas para agilizar la limpieza de pintadas, especialmente de los entornos protegidos y disuadir sobre la práctica de estas conductas vandálicas.

 

Esa agilidad está brillando por su ausencia para acometer la limpieza de las pintadas que desde el fin de semana pasado han aparecido en diferentes puntos de la ciudad y que afectan especialmente a estatuas como por ejemplo la de Pepe Ledesma o Rafael Farina, de especial mal gusto y que requería de una rápida actuación ante la imagen que ofrece.

 

 

Pero no sólo son estas últimas pintadas -la última sobre una de las obras de Henry Moore expuestas en la Plaza de Anaya-, las únicas que demuestran que el Plan no funciona porque un paseo por alguna de las calles situadas en la zona histórica que sin ser las más transitadas sí pertenecen a la Salamanca monumental están hechas un auténtico cuadro y no se trata de un hecho reciente como en el caso de las estatuas sino que llevan meses en estas condiciones.

 

Una calle de Salamanca en pleno centro (Foto: Chema Díez)

 

Según las ordenanzas municipales los titulares de los inmuebles tienen la obligación de mantenerlos en condiciones de limpieza y ornato, no obstante el Ayuntamiento voluntariamente y de forma gratuita, pone a disposición de los particulares un servicio de limpieza de pintadas en fachadas.

 

Cierto es que añade que no se actúa "sobre pintadas existentes en elementos como puertas, ventanas, trapas, etc, ni en las que están en patios, accesos a garajes o portales y otros lugares de titularidad privada". Sí recoge que se limpian fachadas que colindan con la vía pública, algo que a la vista de la imágenes, y en pleno casco histórico, no se está haciendo. 

 

Fachada en el centro histórico de Salamanca (Foto: Chema Díez)