Prodein denuncia la expulsión ilegal de dos menores subsaharianos de Melilla y la Policía lo niega

La Asociación Pro Derechos de la Infancia (Prodein) ha denunciado la expulsión ilegal de dos menores de origen subsahariano a Marruecos, Ibrahim y Musa, uno de 14 años y otro de 17 que, según señala la ONG, fueron llevados a la valla y les obligaron a salir al país marroquí.
MELILLA, 20 (EUROPA PRESS)

La Asociación Pro Derechos de la Infancia (Prodein) ha denunciado la expulsión ilegal de dos menores de origen subsahariano a Marruecos, Ibrahim y Musa, uno de 14 años y otro de 17 que, según señala la ONG, fueron llevados a la valla y les obligaron a salir al país marroquí.

A través de un comunicado de prensa, la organización no gubernamental que preside José Palazón, los hechos ocurrieron el pasado 14 de noviembre de este año cuando "dos menores subsaharianos tutelados por la Ciudad Autónoma de Melilla, uno con 17 años y otro de 14, son detenidos en la calle por una persona a la que llaman 'El comisario' y trasladados a un lugar de la valla fronteriza donde les esperan dos coches de Guardia Civil".

Según señala Prodein, "momentos después los guardias abren la puerta de servicio de la valla y les obligan a salir a Marruecos". La ONG ha apuntado que los dos menores eran muchachos tranquilos, estaban escolarizados, hablaban perfectamente castellano y eran muy queridos en su entorno.

"Por la noche, a las 12,15 horas, al pasar lista en el centro faltan los dos. El recuento de esa noche no fue un recuento rutinario, tenía aires de funeral y fatalidad para niños y educadores" porque, según asegura, todos sabían que faltaban los dos compañeros Ibrahim y Musa.

"Los dos habían llamado por teléfono y todos sabían lo que había pasado, sabían que estaban en Marruecos. Que los habían sacado de Melilla porque les había llegado su hora...", apunta.

Prodein ha explicado que los días siguientes la actividad para procurar su vuelta a Melilla "ha sido frenética por parte de asociaciones de Derechos Humanos españolas y marroquíes", recurriendo incluso a la Defensora del Pueblo, pero los resultados hasta ahora "han sido nulos".

La organización se pregunta "si acaso va a admitir el Gobierno español que sus guardias fronterizos expulsan a inmigrantes por las puertas de servicio de la frontera arbitrariamente, o acaso va a admitir el Gobierno marroquí que sus soldados admiten sobornos y cobran por el paso ilegal de inmigrantes".

RESPUESTA POLICÍA

La Jefatura Superior de Policía de Melilla ha salido al paso de esta denuncia y ha asegurado que "no es cierto que la Policía haya expulsado a Marruecos a estos dos menores, ni a ningún otro".

A través de un comunicado de prensa, ha subrayado que "la Policía ha tenido conocimiento de que dichos menores se encontraban en la localidad marroquí de Nador a través de la Oficina de la Defensora del Pueblo".

La comunicación de este hecho ha llegado a esta Jefatura por medio de un requerimiento de dicha Oficina para que, una vez debidamente identificados, se produjera el reintegro de los menores en el mencionado Centro de Acogida.

Asimismo, la Jefatura Superior ha apuntado que "la única participación que ha tenido la Policía en estos hechos ha sido de índole humanitaria".

Por parte de esta Jefatura se han hecho gestiones para interesarse por el grado de desamparo en que se encontraban los menores, al objeto de intentar cumplir con el requerimiento efectuado por la Oficina de la Defensora del Pueblo arriba mencionado.

Asimismo ha indicado que "hasta el momento no se ha podido llevar a cabo la repatriación de estos menores por motivos administrativos". La propia Oficina de la Defensora del Pueblo está realizando gestiones, a través de actuaciones consulares, encaminadas a este fin.

Por último, la Jefatura Superior de Policía ha manifestado que "se desconoce la forma en que estos menores han podido llegar hasta la localidad de Nador". "En este punto es conveniente aclarar que la custodia de los menores en el Centro de Acogida 'La Purísima' no es competencia del Cuerpo Nacional de Policía"", señala.