Probamos el SEAT Ibiza Cupra 1.8 TSI 192 CV

Nos pusimos al volante del segundo modelo más vendido en España. Para hacerlo aún más interesante, optamos por la versión más deportiva de la gama, que responde al apellido Cupra.


 

El Ibiza es uno de los coches que más ocasiones he tenido el gusto de probar a lo largo de todas sus generaciones y, más concretamente, en las dos últimas. Con lo bueno y lo malo que ofrece este urbano, siempre me ha parecido un coche interesante con un precio competitivo. La versión que nos ocupa es la más exclusiva de la gama, que ha mejorado en su apartado mecánico para ganar en prestaciones.

 

Lo primero que me ha llamado la atención, es el motor. Ahora incrementa su cilindrada y potencia para poder poner el listón más alto en cuanto a prestaciones se refiere. El anterior 1.4 TSI de 180 CV, que era un motor demasiado descafeinado para una versión como ésta, deja paso a una motorización más poderosa. El motor en cuestión es un 1.8 TSI con turbocompresor e inyección directa/indirecta que ofrece una potencia adicional de 12 CV. Además, el par motor máximo ha aumentado en 70 Nm para alcanzar los 320 Nm en un intervalo de revoluciones increíblemente amplio, que va de las 1.450 a las 4.200 rpm. Con esta mejora mecánica, ahora el Ibiza Cupra acelera de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 235 km/h, unas cifras que colocan al GTI español entre los mejores de su clase.

 

Con esta mecánica, ahora el Ibiza no sólo es un coche más rápido, también es más agradable de utilizar en conducción deportiva y se le nota con mucho más nervio que su predecesor.

 

Pero este motor no es la única novedad mecánica. Ahora también encontramos una nueva caja de cambios manual de seis velocidades que sustituye al cambio automático DSG de doble embrague y siete relaciones. Aunque el DSG es un cambio que fascina por su funcionamiento y rapidez, se agradece la introducción de una caja manual para hacer que la conducción sea mucho más pura y, además, tengamos un mayor control a la hora de cambiar de marcha. Esta caja nos ha encantado por su guiado y suavidad de uso, sin embargo, la asistencia y la dureza del embrague nos ha parecido excesivamente brusca, sobre todo cuando salimos desde parado.

 

Cuando llega el momento de hacer una valoración sobre el consumo de carburante, encontramos unas cifras que, aunque parezcan un poco altas, creemos que se ajustan a lo que cabe esperar en un coche de esta potencia. Según nuestras mediciones, la media en carretera solía situarse sobre los 7,5 l/100 km, mientras que en ciudad este registro podía incrementarse asta los 9 l/100 km, aproximadamente.

 

GTI PARA TODOS LOS DÍAS

 

La suspensión nos ha parecido más suave y confortable que la que montaba el modelo anterior. No obstante, sigue siendo un coche algo seco cuando el asfalto no se encuentra en el mejor estado. En curva, ya sea rápida o lenta, las oscilaciones de la carrocería se hacen notar más de lo deseado.

 

Antes de llegar al final de la prueba, no queremos pasar por alto los cambios que ahora ofrece la carrocería y el interior de este modelo. Por fuera, el diseño se mantiene prácticamente inalterado. Entre lo más destacable, cabe mencionar las líneas de los faros Bi-xenón de serie y las luces diurnas con tecnología LED. Tampoco debemos olvidar las exclusivas llantas de 17 pulgadas.

 

El interior da una mayor sensación de calidad y, sobre todo, una terminación algo superior a la del modelo precedente. Para ponerlo al día, SEAT ha introducido una serie de mejoras, como el volante -que procede del SEAT León-, las entradas de aire, el cuadro de instrumentos y los sistemas de infoentretenimiento. Además, los asientos adoptan una nueva tapicería.

 

Por último, toca hablar de precio y equipamiento. El nuevo Ibiza Cupra, que está disponible en los concesionarios desde 21.400 euros, ofrece de serie elementos como ABS, ESC + EBA, XDS, airbag conductor + airbag acompañante, airbag cabeza-tórax, desconexión airbag de pasajero, asistente de arranque en pendientes, testigo de presión de neumáticos, detector de fatiga, freno multicolisión, dirección asistida electrohidráulica, climatizador automático, Radio Media System Color -pantalla táctil 5” en color con USB-, Bluetooth con audiostreaming, control de velocidad de crucero, ordenador de a bordo, sensor de luces, sensor de lluvia, función Coming & leaving Home, faros Bi-xenon + AFS con luces de circulación diurna de LEDs y pilotos traseros también de LEDs, llantas de aleación de 17 pulgadas, faros antiniebla con función cornering, suspensión adaptativa, asientos deportivos CUPRA, parachoques específicos en color carrocería y pedalier de aluminio, entre otros.