Prisión por malos tratos a su pareja y por asestar varios hachazos en la cabeza a un vecino

Los familiares del detenido tuvieron que mediar familiares y amigos del hombre para evitar el empleo de la fuerza por parte de los agentes. El suceso tuvo lugar en Pamplona.

La Policía Nacional ha detenido a un hombre en Pamplona como presunto autor de los delitos de tentativa de homicidio, malos tratos continuados en el ámbito familiar y reclamación judicial por un delito de robo con fuerza en las cosas. El detenido ha ingresado en prisión.

 

La intervención se inició a mediados de mes, cuando agentes de la Policía Local de Zizur Mayor solicitaron colaboración y asistencia a Policía Nacional, ya que al parecer una menor, de 16 años, había requerido la presencia policial al estar sufriendo malos tratos por parte de su pareja sentimental, con la que mantenía una relación desde el pasado mes de julio, fecha en la cual, la menor se fugó de un centro tutelado de los servicios sociales de Palencia.

 

Tras lo narrado a los agentes, la joven fue puesta de inmediato a disposición de la Unidad especializada de Familia y Mujer (UFAM), de Policía Nacional, a efectos de protección, disponiendo la Fiscalía de Menores que el Departamento de Protección del Menor del Gobierno de Navarra se hiciese cargo de la misma.

 

La víctima, en dependencias policiales, manifestó a los agentes los presuntos malos tratos a los que su pareja le había sometido desde el inicio de su relación, si bien no lo había puesto anteriormente en conocimiento de las autoridades por miedo a represalias del autor o su entorno familiar, ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

 

En su declaración, ha detallado, la joven no solo hizo mención a los repetidos episodios violentos sufridos, sino que además, describió el suceso acaecido la noche anterior a la intervención policial, en la que su pareja agredió con un hacha de grandes dimensiones a un vecino que se encontraba en el domicilio de los encartados. Le asestó varios hachazos que impactaron sobre su cabeza, cuello y espalda, produciéndole lesiones de menor consideración, teniendo en cuenta la entidad del ataque producido. Por estos hechos, se imputó al hombre una tentativa de homicidio.

 

En la tarde del viernes, tras haber decretado el Juzgado de Violencia sobre la Mujer Nº 1 de Pamplona medida cautelar sobre el agresor de alejamiento de la víctima, éste fue localizado en las inmediaciones de su domicilio, procediendo a su detención agentes de Policía Nacional de la unidad especializada, con la colaboración de la Unidad de Intervención Policial, ya que el autor, al percatarse de la presencia policial salió huyendo, encerrándose en un cobertizo. Tuvieron que mediar familiares y amigos del hombre para evitar el empleo de la fuerza por parte de los agentes.

 

El detenido fue finalmente puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona, en funciones de guardia, que decretó su ingreso en prisión comunicada y sin fianza.

 

Al hombre le constaban en vigor órdenes de alejamiento con distintas victimas, por amenazas, así como una reclamación judicial pendiente por robo con fuerza en las cosas, teniendo en su haber varias detenciones por delitos contra la propiedad y contra las personas.