Prisión para una mujer por tres robos cometidos con arma blanca

Avenida de los Maristas. La arrestada, de 33 años de edad y a la que le constan 13 detenciones con tres identidades distintas, abordó a su última víctima, una estudiante, a la entrada de una residencia
E. G.

El juez de guardia decretó ayer el ingreso en prisión para una mujer de 33 años y de nacionalidad portuguesa acusada de cometer presuntamente tres delitos de robos con intimidación, empleando distintas armas blancas, según informó la Comisaría Provincial de la Policía Nacional.

El último robo que motivó su arresto se produjo el pasado miércoles, en torno a la 01.00 horas, cuando los agentes, tras recibir una llamada que avisaba de un robo, acudieron a una residencia de estudiantes ubicada en la avenida de los Maristas, número 16. En el lugar, una de las jóvenes residentes sufrió un robo con intimidación con un arma blanca al acceder al portal de la residencia. Tras ser amenazada, la víctima le entregó el monedero, en el que llevaba tarjetas bancarias y de la universidad, además de su documentación, el permiso de conducir de Reino Unido y 20 euros.

Los agentes, junto con la víctima, inspeccionaron las inmediaciones donde se cometió el robo, observando que en la calle Doñinos una patrulla de la Policía estaba identificando a la presunta agresora, por lo que procedieron a su detención. Los agentes le intervinieron unas monedas y un envoltorio con una pequeña cantidad de hachís.

Posteriormente, las investigaciones efectuadas por la Brigada de Policía Judicial permitieron determinar que la detenida, cuya identidad responde a las iniciales M. O. M. D. A., –le constan 13 antecedentes con tres identidades distintas– es autora presuntamente de otros dos delitos de la misma tipología. Uno de ellos denunciado el pasado día 3, cuando junto a otra mujer e intimidando con unas tijeras se apoderó de la cartera con documentación y 60 euros de un ciudadano en la calle Arapiles.

El otro robo fue denunciado el pasado lunes, cuando utilizando un objeto punzante, se apoderó de un chaquetón de piel y un teléfono móvil de otro varón, en la avenida de Villamayor.

La arrestada pasó en la mañana de ayer a dependencias judiciales y tras declarar, el juez de guardia decretó el ingreso en prisión preventiva de la detenida.