Prisión para los cuatro implicados en el asalto a una sucursal de Caja Duero

Lugo. Los imputados fueron detenidos tras cometer un atraco en una entidad de la ciudad. Modus operandi. Unos cometían el robo y los otros vigilaban
E. G.

Los cuatro arrestados por atracar con cuchillos de grandes dimensiones una sucursal en Lugo, que también actuaron en el robo a la entidad bancaria de Caja Duero, ubicada en la avenida de Villamayor, el pasado día 22 de marzo ya se encuentran en prisión tras prestar declaración en los Juzgados de Guardia de Lugo, según informó a este periódico el portavoz de la Policía Nacional de Lugo.

En concreto, los cuatro arrestados (dos hermanos de 36 y 37 años y con iniciales F. J. G. P. y E. G. P., la compañera de uno de ellos, C. M. L., de 36 años y el hijo de ésta de 19 años, M. M. M.) fueron a declarar a los Juzgados de Guardia de Lugo ayer por la mañana y tras prestar declaración por los hechos, el juez de Instrucción número 3 decretó el ingreso en prisión de los cuatro integrantes de un grupo que se dedicaba a atracar bancos en diferentes provincias, (entre ellas, Salamanca) empleando en sus actuaciones cuchillos de grandes dimensiones.

Cabe recordar que los cuatro atracadores fueron detenidos después de que el pasado viernes cometieran un atraco en una sucursal del BBVA en Lugo. En esa ocasión, dos hombres entraron en la entidad armados con cuchillos y disfrazados con pelucas y gabardinas y vaciaron la caja fuerte, apoderándose de 86.500 euros.

Unas horas después del atraco, la Policía Nacional detuvo a uno de los autores en un hotel ubicado en la plaza de Comandante Plazo y le intervinieron prácticamente la totalidad del botín. Posteriormente, detuvieron a los otros tres integrantes del grupo y les intervinieron dos cuchillos de grandes dimensiones, que presuntamente adquirieron un día antes del atraco. Los cuatro detenidos, naturales de Granada, estaban alojados en el hostal donde los detuvieron.

A través de las diligencias policiales, se comprobó que los cuatro detenidos actuaron también en el atraco de una entidad bancaria de Caja Duero ubicada a la altura del número 62 de la avenida de Villamayor. En esta ocasión, el atraco lo cometió uno de los hombres, mientras que el resto le esperaban fuera a objeto de facilitar la rápida huida.

En esta sucursal, un hombre entró encapuchado con un cuchillo de grandes dimensiones. Según testigos presenciales, el atracador metió en un despacho a los empleados y clientes del banco en total siete personas) y les exigió el dinero de la caja fuerte, unos 50.000 euros. Además, les dijo que no quería hacer daño a nadie, sólo necesitaba el dinero. Tras conseguir el botín, salió huyendo del lugar.

Por último, al menos uno de los cuatro imputados participó en el atraco a una sucursal bancaria de la provincia de Soria.