Prisión para los 2 últimos narcos detenidos en la ‘operación Tritón’

En Sevilla. Los arrestados, padre e hijo, intentaron huir semidesnudos por los patios de los edificios colindantes. Narcotráfico. Los agentes de la Guardia Civil dan por desarticulada esta organización
E. GÓMEZ

El Equipo de delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil ha detenido a los dos presuntos responsables –padre e hijo– de una organización criminal dedicada al narcotráfico. Supuestamente introducían importantes cantidades de sustancias estupefacientes en la provincia. Estos dos arrestados se suman a los detenidos durante una redada que se efectuó a finales del mes de julio en distintos barrios de la capital, en cuyos registros domiciliarios se incautaron siete kilos de cocaína, además de otras sustancias. El juez decretó la prisión sin fianza para los dos arrestados.

Los detenidos, D. S. C., de 40 años y su hijo D. S. M., de 22, –considerados responsables, como números “uno y dos” de la organización–, se encontraban huidos de la Justicia desde el mes de julio, cuando comenzó la primera fase de la operación Tritón. Esta nueva etapa de la operación se ha desarrollado bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 1, cuyo titular decretó el pasado mes de septiembre una orden de búsqueda y detención de las dos personas arrestadas.

Durante estos meses, las investigaciones efectuadas por la Guardia Civil llevaron a localizar a los arrestados y sus familiares directos en el barrio conocido como Cerro Blanco, en el municipio de Dos Hermanas, en Sevilla, donde se habían ocultando intentando eludir la actuación de la Justicia, según informó la Benemérita.

Pese a encontrarse ocultos en el citado municipio, en los últimos días las vigilancias realizadas por la Guardia Civil permitieron localizar el domicilio donde permanecían. Tras conseguir la autorización del Juzgado de Instrucción número 1 de Salamanca, el EDOA realizó una entrada y registro en el citado domicilio en la tarde-noche del pasado miércoles. Para la intervención, los agentes desplazados desde Salamanca a Sevilla contaron con la colaboración de un Equipo de la Guardia Civil especializado y perteneciente al Grupo Rural de Seguridad número 2 de Sevilla.

Durante la intervención, los agentes vieron dificultada su entrada al domicilio por la resistencia que presentaba uno de los familiares. Mientras, los dos arrestados intentaron huir del domicilio, semidesnudos, por los patios interiores de los domicilios colindantes, donde finalmente fueron arrestados. En el registro no localizaron ninguna sustancia ni armas.

Los dos arrestados fueron trasladados de inmediato a la Comandancia de la Guardia Civil de Salamanca, donde llegaron en torno a las 5.00 horas. Por la mañana, numerosos familiares permanecieron en la puerta de los Juzgados de Guardia, donde fueron los arrestados para declarar ante el magistrado. Fue en torno a las 14.30 horas cuando comenzaron las declaraciones. Tras su comparecencia, el juez decretó el ingreso en prisión, sin fianza, de los acusados. Con estas detenciones se da por desarticulada dicha organización dedicada al narcotráfico.