Prisión para el acusado de las puñaladas asestadas a su pareja

Declaración. El detenido reconoce que cerró la puerta del bar con llave y que la agredió porque “se me fue la cabeza”.
E. G.

La titular del Juzgado de Violencia de Género decretó ayer el ingreso en prisión sin fianza para el hombre de 42 años, J. M. S. G., acusado de un delito de violencia de género al apuñalar a su pareja, según informaron fuentes judiciales.

El detenido, que permaneció desde la madrugada del pasado martes –momento que se produjo la agresión– en los calabozos de la Comisaría de Policía, pasó al mediodía a las dependencias judiciales para prestar declaración. Durante su comparecencia, el imputado reconoció que apuñaló a la mujer, que según su versión, era su pareja sentimental –la víctima, sin embargo, aseguró que estaban separados–. También confesó que cerró la puerta del bar con llave y que minutos previos al momento de los hechos mantuvieron una discusión, aunque no concretó el motivo de la misma. Añadió que antes de la disputa se inyectó droga, lo mismo que hizo después de la agresión, aseguraron las mencionadas fuentes.

Por último, aseguró que cometió el delito porque “se me fue la cabeza”, según informaron a este periódico fuentes cercanas al caso.

Tras la comparecencia del imputado, que duró cerca de una hora y media, tanto el Ministerio Público como el abogado de la acusación consideraron que la agresión es constitutiva de un delito de asesinato en grado de tentativa.

Durante la vista también estuvieron presentes los forenses, quienes detallaron que la víctima recibió 14 puñaladas.

La juez decretó el ingreso en prisión preventiva sin fianza para J. M. S. G., que fue trasladado al centro penitenciario de Topas.

Mientras, la víctima de 40 años y de iniciales M. B. R. H., fue trasladada en la tarde de ayer a planta tras permanecer, desde que fue intervenida quirúrgicamente el pasado martes, en la UVI dada la gravedad de las heridas.

En la mañana del pasado miércoles, el juez y el fiscal acudieron al centro hospitalario donde la víctima declaró. En su comparecencia confirmó que el motivo de la agresión fueron los celos, el agresor “no entendía que la relación se había terminado”. También reveló que el agresor la había amenazado en más ocasiones. Incluso, detalló que en alguna ocasión anterior la amenazó “con un cuchillo”, aunque nunca había pasado de discusiones verbales.

En su declaración, la afectada detalló que se encontraba en el bar cuando comenzó la discusión con el arrestado, por lo que “él cerró la puerta con llave, para evitar que saliera” y que comenzó a apuñalarla “sin motivo aparente”.

Los hechos sucedieron en torno a la 1.00 horas del pasado martes, en el bar La Cuba, ubicado en la calle Miñagustín. En el lugar, se inició una discusión que acabó con la agresión del autor confeso hacia la mujer inferida con un cuchillo de cocina. La víctima recibió diversas puñaladas en el tórax, el abdomen, las piernas y los brazos, quedando tendida en el suelo, a la puerta del bar.