Prisión para cuatro detenidos, acusados de tráfico de drogas

Juzgados de Guardia. El juez decreta cárcel con fianza de 3.000 euros para tres de los arrestados.
E. G.

El juez de Guardia decretó el ingreso en prisión para cuatro detenidos en una operación contra el tráfico de drogas que se llevó a cabo el pasado martes. En total, los agentes de la Policía Nacional detuvieron a seis personas –cinco en la capital y una en La Alberca–, aunque dos de ellas fueron puestas en libertad tras declarar en Comisaría, según informaron fuentes cercanas al caso.

En la mañana de ayer, pasaron a disposición judicial cuatro de los seis arrestados y tras testificar –previamente, en el interrogatorio en la Comisaría se negaron a declarar–, el juez decretó el ingreso en prisión sin fianza para G. A. O. C., de nacionalidad colombiana, mientras que para el resto, se decretó el ingreso en prisión bajo fianza de 3.000 euros. Tan sólo uno de éstos últimos, con iniciales M. R. R., alias Pajuelo, abonó ayer dicha cuantía para obtener la libertad.

Las detenciones se produjeron el pasado martes tras tiempo de investigación por parte de los agentes de la UDYCO. A raíz de las escuchas telefónicas, los agentes sospecharon de que al menos dos de los detenidos, G. A. O. C., conocido como Beto y M. R. R., Pajuelo se dedicaban presuntamente al tráfico de estupefacientes.

Las conversaciones permitieron determinar que M. R. R. y G. A. O. C. iban a reunirse con J. J. G. en su domicilio, ubicado en la calle Covadonga para una entrega de droga. Fue en el momento del intercambio, cuando los agentes actuaron interviniendo en el vehículo en el que viajaban los dos primeros 150 gramos de cocaína. Tras el hallazgo, los agentes detuvieron a los tres hombre, así como a las mujeres de G. A. O. C. y de M. R. R., que tras prestar declaración en la Comisaría provincial quedaron en libertad, aunque en la mañana de ayer acudieron a declarar ante el juez.

En la operación, que se encuentra bajo secreto de sumario, los agentes realizaron al menos tres registros en los domicilios de los tres detenidos, ubicados en la calle Luis Sala Balust –donde residen dos de los arrestados– y la calle Covadonga. En uno de dichos registros, los agentes de la Policía Judicial se incautaron de varias armas de fuego, además de estupefacientes.

Por su parte, el último de los imputados, cuya identidad no ha trascendido, sudamericano, fue arrestado en la localidad donde residía, en La Alberca.Los arrestados permanecieron desde el pasado martes en los calabozos de la Comisaría provincial de Salamanca hasta la mañana de ayer, momento en que declararon en el Juzgado de Guardia. Mientras los acusados testificaban, numerosos familiares esperaban en el exterior de los Juzgados, ya que las declaraciones se prolongaron durante toda la mañana. Uno de los imputados, M. R. R., es considerado el presunto cabecilla de una red de narcotraficantes desmantelada en noviembre de 2006 tras la incautación de más de cuatro kilos de cocaína y dos de hachís en Villamayor y Villares de la Reina.