Primeros pasos para que la 'policía de barrio' vuelva a Salamanca

(Fotos: Chema Díez)

Equipo de Gobierno y oposición crean un grupo de trabajo para definir las medidas necesarias para recuperar la denominada 'policía de barrio'. El objetivo es conseguir una presencia más cercana al ciudadano.

El Ayuntamiento de Salamanca creará un grupo de trabajo, dentro de la Comisión Municipal de Policía, Tráfico y Transporte, para estudiar medidas que intensifiquen la presencia de la Policía Local en los barrios de la ciudad con el objetivo de que los agentes se conviertan en la puerta de entrada al Consistorio y su permanente presencia en las calles colabore en la prevención de actos vandálicos y en la mejora de la movilidad y la seguridad.

 

El alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, ha presidido esta mañana de forma excepcional la Comisión de Tráfico para impulsar el proceso de diálogo acordado entre los dos grupos políticos en el último Pleno Municipal para analizar y definir cómo reforzar este servicio en los barrios. La idea es iniciativa del grupo socialista en el Ayuntamiento de Salamanca, que consideraba necesario un cuerpo de Policía Local más cercano al ciudadano, especializado en los problemas concretos de cada barrio y que patrullara a pie. Por este motivo presentaron una moción que fue asumida por el equipo de Gobierno, que se comprometió a crear un grupo de trabajo para diseñar este nuevo operativo.

 

Durante la reunión se ha puesto de manifiesto que los dos grupos políticos coinciden con el planteamiento y han abierto un diálogo para acordar cómo intensificar la presencia de  la Policía Local  en los diferentes barrios de la ciudad. El grupo de trabajo estará integrado por dos representantes por cada grupo político municipal, el jefe de  la Policía Local  y el director de área de Régimen Interior del Ayuntamiento de Salamanca. En una próxima reunión, se constituirá esta comisión para comenzar el trabajo. 

 

Para los socialistas, la recuperación de la policía de barrio es una medida que provocaría un importante aumento de la seguridad ciudadana, una mejor percepción de los vecinos hacia este cuerpo, y una mayor integración y proximidad de los agentes en los problemas cotidianos de los vecinos y ciudadanos.

 

 

Fernández Mañueco dio ya, el pasado mes de julio, instrucciones a la Policía Local para que los agentes patrullen a pie más con más frecuencia para detectar las necesidades de los barrios. En respuesta también a la demanda de los ciudadanos, el alcalde ha pedido a los agentes que se bajen de los coches y hagan caminando sus rondas de vigilancia para intensificar la comunicación con los vecinos.

 

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca, a través de su portavoz, Enrique Cabero, ha mostrado su satisfacción y valorado muy positivamente que el equipo de gobierno municipal haya asumido la propuesta que formuló el PSOE en el último Pleno para la creación de una policía de proximidad también conocida como policía de barrio.