Primeras sentencias favorables a los afectados por las preferentes del Banco Ceiss

Los afectados por las preferentes, movilizados ante la sede de Caja Duero en Salamanca (archivo).

El volumen de nuevas demandas se incrementará en las próximas semanas. La plataforma de afectados de Salamanca afirma que la judicial es la única vía que les queda para reclamar sus ahorros.

Las primeras sentencias por la venta de preferentes y deuda subordinada del Banco Ceiss comienzan a ver la luz. De momento son tres, dictadas por los juzgados de León, Zamora y Salamanca, pero todas ellas son favorables a los demandantes y condenan a la entidad a devolver íntegramente el dinero invertido, a abonar los intereses y a pagar las costas judiciales. La falta de formación del afectado acerca de este tipo de productos financieros y de información por parte de las entidades financieras es el principal argumento que esgrimen quienes se decantan por la vía judicial.

 

Se espera que el número de sentencias favorables para los afectados vaya en aumento: no sólo por el incremento en el número de demandas (sólo en León se van a presentar unas 2.000 en las próximas semanas y cerca de 100 en Salamanca), sino porque la práctica totalidad de las demandas particulares se han resuelto en ese mismo sentido en primera instancia o, en su defecto, tras recurrirse.

 

Es la tónica general desde 2012. A partir de entonces, tanto los afectados como los propios jueces han ido adquiriendo un conocimiento más sólido al respecto. Así lo afirma Luis Arranz, presidente de la Plataforma de Afectados por las Preferentes y Subordinadas de Salamanca (PAPYSSA), quien asegura que las entidades no contaban con tal cúmulo de demandas en Castilla y León porque "serían pocos los rebeldes que se negarían a aceptar el canje” por otros productos financieros que éstas ofrecían. Pero la imposibilidad de recurrir al arbitraje (sólo aplicable a las entidades nacionalizadas, entre las que no se encuentra Banco Ceiss), las crecientes quitas (que en algunos casos llegan ya al 75% del valor inicial) y la adquisición de acciones en lugar de recuperar el dinero en mano, no han resultado convincentes; máxime cuando, tal como critica la plataforma, se desconoce el valor real de las acciones y cuándo saldrán finalmente a bolsa. PAPYSSA también denuncia que todas las decisiones las haya tomado el FROB y el Banco de España sin consultar a los afectados y critica que las autoridades no hayan velado por el interés público. De ahí que “la única vía que nos queda es la judicial”, sentencia Luis Arranz.

 

Las demandas se realizan a nivel individual y no de forma colectiva o través de plataformas de afectados porque la situación de cada persona es distinta; ésa es la razón por la que el juez rechazó la demanda colectiva que ADICAE tramitó en su día. Sin embargo, las plataformas de afectados pueden resultar de gran utilidad también en este sentido (al margen de su función orientadora y de movilización): así, PAPYSSA ha conseguido un convenio con un grupo de abogados que les ofrecen honorarios reducidos dado el elevado número de afectados entre Salamanca y provincia (unos 1.000). Siguen, de este modo, la iniciativa puesta en marcha por la plataforma de afectados León, una de las más activas.

 

A pesar de todo ello, de los 37.000 afectados por las preferentes y deuda subordinada del Banco Ceiss que se calcula que existen, sólo 15.000 han acudido a la vía judicial. Para Luis Arranz, las entidades financieras sanean sus cuentas y se cubren para imprevistos y sentencias desfavorables ahorrándose la devolución del dinero invertido de quienes se niegan a reclamarlo. Desde la plataforma desconocen la intención de Unicaja sobre su fusión con el Banco Ceiss, pero pronostican que no querrá hacerse cargo de las pérdidas ocasionadas por la venta de preferentes y deuda subordinada.

 

Puede consultarse el ranking de sentencias en la web de la Asociación de Usuarios de Afectados por Permutas y Derivados Financieros (ASUAPEDEFIN) y ampliar la información en el blog de PAPYSSA.