Presupuestos sociales, sin deuda y con refuerzo de los planes provinciales conocidos

La Diputación ha dado a conocer el borrador del proyecto de presupuestos para 2017, con 101.9 millones de euros. Apuestan por las políticas sociales y por los planes conocidos, como los de sequía, caminos o empleo. La deuda se reducirá a 5,5 millones tras años de exigencias de Hacienda.

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, y la vicepresidenta y diputada de Economía y Hacienda, Chabela de la Torre, han presentado este jueves el proyecto de presupuestos para 2017, que llega con tres meses de adelanto en su tramitación para aprobarlos cuanto antes. Las cuentas de las institución provincial se elevan hasta los 101,9 millones de euros, una notable subida merced al coste de asumir el OAEDR, recientemente disuelto, y de los mayores fondos disponibles.

 

Los presupuestos inciden en servicios sociales y en los planes provinciales y programas conocidos. Así, aumenta la partida para el Servicio de Ayuada a Domicilio, que pasa de 5,6 a 7,2 millones, "la estrella del presupuesto" según Iglesias. Llegará a 2.100 personas, 500 más que ahora. También incrementa su partida el Programa Crecemos, dedicado a la conciliación, que llegará a cuatro pueblos más (43) con 451.000 euros. Y el plan Depende de Tí para el envejecimiento activo, casi el doble, de 142.000 a 281.000 euros.

 

Se hace hincapié en los planes provinciales de obras, en el del ciclo de agua (el conocido plan de sequía), el plan de empleo municipal (dotado con 6 millones de euros) o el plan de caminos, asfaltados y en tierra, con la compra de motoniveladoras y el alquiler de seis para estos trabajos.

 

Además, el presidente ha anunciado una reducción importante de la deuda hasta cifras casi anecdóticas. Está previsto que, al terminar 2017, se sitúe en 5-5,5 millones de euros, muy lejos de los 70 millones de hace cinco años. A este punto se ha llegado, claro está, por las exigencias del Ministerio de Hacienda que no ha permitido endeudarse a las administraciones: no ha quedado más remedio que rebajar deuda. De resultas, y por el reducido precio del dinero, la Diputación sólo pagará 40.000 euros de intereses de créditos este año.