Preocupación por Eugenia Martínez de Irujo, muy delgada tras la muerte de su madre

Eugenia Martínez de Irujo

Sumida en la más profunda tristeza desde la muerte de doña Cayetana, Eugenia Martínez de Irujo aparece esta semana muy delgada en unas fotografías de una revista. 

Eugenia Martínez de Irujo no consigue levantar cabeza. Desde la muerte de su madre, el pasado 20 de noviembre, la duquesa de Montoro vive sumida en la más profunda tristeza.   

 

La pequeña de los Alba ha pasado unos días en Miami donde ha intentado recuperar la estabilidad emocional y física que tanto anhela. Diez Minutos muestra las imágenes más desmejoradas de Eugenia donde podemos apreciar que ha perdido mucho peso.

 

La muerte de Cayetana fue un golpe muy duro para ella, ya que se encontraba muy unida a su madre; sobre todo después de su divorcio con Francisco Rivera.

 

Ahora, Eugenia tiene que lidiar con los problemas que asolan su familia. Como desvela la revista, los Alba estarían divididos en dos: por una parte el nuevo duque Carlos y el viudo de la duquesa, Alfonso Díez, y por otro parte Fernando y Cayetano. Mientras que Jacobo se intentaría mantener en un punto neutro aunque apoyaría al nuevo jefe de la casa de Alba. Ella está en medio de sus hermanos y trata de no involucrarse en las trifulcas familiares.

 

Estos problemas habrían afectado mucho a Eugenia que busca su máximo apoyo en su hija Tana. La joven, que pronto cumplirá 16 años, se ha convertido en el hombro donde su madre descarga toda su tristeza. Aunque Francisco siempre ha reivindicado la custodia compartida de la joven, ahora el tema está en stand by.


Estos problemas habrían afectado mucho a Eugenia que busca su máximo apoyo en su hija Tana. La joven, que pronto cumplirá 16 años, se ha convertido en el hombro donde su madre descarga toda su tristeza. Aunque Francisco siempre ha reivindicado la custodia compartida de la joven, ahora el tema está en stand by.

 

Portada de Diez Minutos